Necesidades de espacio

A un año de su creación mediante ordenanza municipal, el Museo de Ciencias Naturales funciona en un espacio acotado sin poder mostrarse como debiera. Con innumerable material el GREP sigue adelante, capacitándose en forma permanente y participando de destacadas conferencias como disertantes del pasado zarateño
El 04 de septiembre de 2008 se creaba mediante Ordenanza del Honorable Consejo Deliberante, el Museo Municipal de Ciencias Naturales "Hermanos Carlos y Florentino Ameghino", tomando como base la colección que el Grupo Regional de Estudios del Pasado (GREP) resguardaba en su muestra desde el año 1996.

La intensa y fecunda labor de investigación y divulgación realizada por el GREP en conjunto con sus asesores científicos dio sus frutos con la concreción del nombramiento de Museo, sin embargo aún no se ha logrado un lugar definitivo para su concentración y si bien funciona en el Hogar Santa Teresita, los elementos que atesora deben estar ubicados en cajas apiladas, sin poder salir a la luz de la forma que realmente lo merecen.

¿Por qué es importante contar con Museos en la ciudad? Según Griselda Casal, integrante del GREP, "aquellas ciudades que poseen Museos, expresan de esta manera su interés por preservar su identidad realizando un importante aporte al desarrollo de la cultura local, regional, nacional e inclusive internacional al conservar ejemplares relevantes o únicos de su patrimonio".

"La palabra patrimonio, hace en este caso referencia al legado que por herencia le pertenece a una comunidad. Este, es el legado que se conserva y se difunde en los Museos" añadió.

La existencia de Museos, además está íntimamente ligada al turismo, debido a que con el manejo adecuado, esta actividad puede lograr un impacto positivo en el desarrollo local.

El Partido de Zárate posee un rico pasado histórico y natural.

En su sector deltaico se asentaron en tiempos antiguos comunidades aborígenes, cuyos restos arqueológicos se hallan y cada tanto, son exhibidos en el museo.

En la isla también se pueden hacer importantes hallazgos, aunque actualmente está concesionada a un grupo de investigadores hasta el 2010, según la nueva ley de protección. El GREP tiene detectados unos quince sitios donde se pueden hacer ha-llazgos de elementos relacionados con los aborígenes.

Allí tenían lugares fijos y eran de la nación Chaná, y algunos Guaraníes, aunque éstos últimos eran seminómadas y estaba poco en un lugar porque recorrían los ríos. De los Chaná, que era una etnia muy chica se sabe poco, pero según parece, tenían muchas similitudes con los Guaraníes, incluso en su idioma.

Asimismo, en el sector continental es posible hallar importante evidencia de la fauna prehistórica que habitó el lugar hasta hace 10 mil años atrás.

El piso de la tosquera permite saber que por allí caminaron otras especies hace dos millones de años atrás, con respecto a los aborígenes hablamos de aproximadamente hace dos mil años.

El pasado de la zona cobra vida y se hace presente en el Museo. Es una invitación continua al asombro y al aprendizaje, para niños y grandes a la vez que es un centro de capacitación para estudiantes de carreras afines y profesionales.

El GREP tiene proyectado para lo que resta del año la participa-ción en el Sexto Encuentro de Museología a llevarse a cabo en el mes de octubre en San Justo y en el Segundo Congreso Regional e Interprovincial de Turismo, en el mes de noviembre en la ciudad de San Nicolás.

El pasado se hace presente

Dentro de las actividades de divulgación científica en el ámbito educativo, se prevé el lanzamiento de la caja viajera del pasado, cuyo lema será "El pasado se hace presente en la escuela", estando sus contenidos relacionados a la temá-tica arqueológica y paleontológica zonal, con el objetivo de que do-centes y alumnos conozcan el pa-sado de la región y que de esta ma-nera contribuyan a la revalori-zación y resguardo del patrimonio cultural y natural.

La creación del Museo Muni-cipal de Ciencias Naturales, es producto de largos años de labor de un grupo de aficionados empeñados en trabajar en pos de la consolida-ción y revalorización del patrimonio cultural y natural local y son quienes hoy llevan adelante su gestión, con un fuerte compromi-so hacia la comunidad. Funciona en Bolívar 882 (hogar Santa Tere-sita) en espera del lugar definitivo, donde toda la comunidad pueda concurrir a visitarlo sin restriccio-nes de espacio y/o tiempo.

"Un pueblo que no conoce su pasado es un pueblo perdido en el tiempo. Es lo primero que debemos conocer", puntualizan desde el GREP.

Comentá la nota