"Era necesario que fueran juzgados por la democracia".

"Esto te ayuda a seguir creyendo que a pesar de todos los problemas que existen en esta sociedad, la democracia misma puede hacer justicia". Esto dijo esta mañana en el programa de Cacho Fernández Carmelo Vinci, representante de la Comisión para la Memoria de Olavarría, tras el pedido de detención de cuatro represores de la última dictadura militar en Olavarría que actuaron en el centro clandestino de detención Monte Peloni.
"Me parece que este es el mensaje que hoy nos motiva y que lamentablemente no pudieron recibir aquellos que comenzaron con la lucha", retomó, recordando la lucha de Alfredo Pareja, padre de José "Pepe" Pareja, desaparecido el 3 de marzo de 1977.

Vinci admitió que esta noticia no les llega de sorpresa. "Estábamos esperando para estos días, pero creíamos que en realidad iban a ser todos". Explicó que "de los 20 imputados que tienen prohibida la salida del país, el juez Juan José Comparato comenzó con las detenciones de los primeros cuatro que, de alguna manera, son los más emblemáticos de aquí".

Sin embargo, el representante de los derechos humanos de Olavarría reconoció que valió la pena haber esperado 30 años y haber "creído que era posible que esta gente pudiera ser juzgada, con su defensa, pudiendo interponer el recurso que se le ocurra, pero que fuera juzgada por la democracia". Consideró que la detención de Omar Antonio "Pájaro" Fereyra "es una cuestión de tiempo".

Finalmente, y recordando a las personas que comenzaron la lucha por los desaparecidos en la Argentina en los años ´70, que también sufrieron persecuciones y situaciones difíciles, dijo sobre los represores que "los queremos ver realmente presos y aquellos que estén en condiciones, en cárcel común".

Comentá la nota