"Es necesario adecuar las leyes a la realidad que estamos viviendo"

María Fernanda Ruzza (36) es la secretaria de Gobierno del intendente Echeverría. En una entrevista exclusiva con La Vanguardia habla de su nuevo rol, de la política en tiempos de crisis, del peronismo K y adelanta los cambios que se vienen en temas claves como tránsito, remises, y seguridad.
-¿Cómo ha sido la experiencia de estos 40 días al frente de un área clave del gobierno municipal como es la que le toca conducir?–La verdad que muy positiva. Es compleja el área por la diversidad de temas, y uno va aprendiendo día a día. Como todo cargo nuevo, o experiencia, uno trata de fortalecer el vínculo con la gente y especialmente con las dependencias que trabajamos de manera articulada. La secretaría de Gobierno tiene un organigrama muy amplio, porque hay muchas áreas a su cargo, y eso implica una responsabilidad absoluta que debe luego trasladarse a la tarea cotidiana que apunta a satisfacer la demanda diaria. Acá la comunicación con los funcionarios, las instituciones, el Concejo Deliberante, y principalmente con el intendente es fundamental en la tarea de coordinar acciones públicas que tengan resultados concretos. También entiendo que hay que escuchar y atender a la gente que viene al municipio, porque esa es la manera de llevar adelante una gestión: escuchando, consensuando y buscando puntos de encuentro para arribar a las soluciones de fondo.

-¿Cuál cree es el mayor desafío de su gestión en el futuro inmediato?–Bueno, sin lugar a dudas son los temas que más preocupan a la comunidad. Ese debe ser nuestro norte: la seguridad, el tránsito, la nocturnidad, son temas prioritarios que estamos tratando de resolver. La idea es optimizar recursos y poder organizar los equipos de trabajo. Con el doctor Daniel Muñoz, el subsecretario de Asuntos Municipales, hemos estado trabajando en el tema tránsito, viendo el resultado de los operativos que han sido satisfactorios, y estudiando cómo lograr fondos para que la policía tenga un mayor respaldo desde lo económico.

-¿Por las condiciones actuales, se trabaja en el día a día respondiendo a la demanda, o existe un plan a largo plazo?-Nosotros tenemos, claro, un plan a largo plazo que nos indica el camino y los objetivos a los que queremos llegar. Acá, convengamos que hay cuestiones en las que la comunidad debe asumir un rol distinto y más comprometido. En el tránsito, por ejemplo, no se puede esperar todo del Estado. Uno como funcionario tiene la responsabilidad de hacerse cargo, plantear opciones y alternativas, y buscar soluciones, pero los vecinos y las instituciones también deben aportar lo suyo para que esto funcione. Si no, es el esfuerzo de uno pocos contra la pasividad de muchos, y así no sirve. Hay un rasgo positivo que me parece nos va ayudar a empezar a recorrer otro camino y es que observo un mayor compromiso social. Y ese, me parece, es un buen punto de partida, sin querer, claro, sacarle ninguna responsabilidad al Estado municipal. En este contexto, es necesario adecuar las leyes a la realidad que estamos viviendo.

Comentá la nota