La Navidad volvió a ser feliz tras la crisis

En los shoppings de Estados Unidos la mejora fue del 2 por ciento y en los de Brasil del 11,2 por ciento. Por el frío polar en el hemisferio norte, explotaron las compras por internet. Inglaterra mantuvo la rebaja impositiva. Se mantienen las promociones.
Las ventas navideñas reanimaron las cuentas de los comercios en casi todo el mundo. Las grandes tiendas minoristas ofrecieron superpromociones y muchos apuntaron a fortalecer las ventas por internet. En Estados Unidos las cifras definitivas se conocerán en enero, pero el Consejo Internacional de Shopping Centers estimó que hubo un aumento de las ventas de 2% respecto del año pasado. En Brasil el mismo sector facturó un 11% más que en 2008. En Inglaterra los consumidores aprovecharon a comprar antes que el gobierno aumente el VTA (impuesto similar al IVA) y las ventas por la Web batieron récords con un incremento del 23% interanual. Ahora los comerciantes están preocupados por mantener el nivel de consumo y continúan las promociones para los días post Navidad.

Aun con la ola de frío polar, los estadounidenses salieron de compras y contribuyeron a aminorar el rojo de los comercios. Todavía no existen datos oficiales, pero los sondeos previos arrojan buenos resultados aunque sin olvidar que se compara contra el período de pleno estallido de la crisis. La Federación Nacional de Comercio Minorista calculó que las ventas de diciembre y enero caerán un 1% interanual, que si bien es una caída representa una mejora frente a la baja del 3,4% en 2008 versus 2007.

En el otro hemisferio la Asociación Brasileña de Comerciantes de Shoppings informó que las ventas crecieron un 11,2% frente al desempeño de un año atrás. La facturación en los centros comerciales alcanzó los 11.415 millones de dólares. Los electrodomésticos y artículos electrónicos se demandaron un 20% más que en la Navidad de 2008 y la Federación estima que fue una respuesta a la reducción de impuestos a productos industrializados decretada por el gobierno para menguar los efectos de la crisis.

En Inglaterra la cuestión fiscal también fue un aliciente para los consumidores. El 1 de enero la alícuota de VTA vuelve al 17,5% luego de que como medida de estímulo el gobierno de Gordon Brown la había llevado al 15 por ciento.

Gran Bretaña es, junto con España, uno de los pocos países europeos que aún se encuentran en recesión. Pero el consumo navideño no se achicó y según la prensa fueron días de mucho movimiento de dinero tanto en las calles como en los shoppings o vía internet.

Sin embargo, no todas las empresas pudieron celebrar números positivos. El productor chino de adornos navideños Zhizun Christmas Supliré, que exporta a Estados Unidos, España, Rusia y Brasil, se quejó de que sus ventas cayeron un 17 por ciento respecto del año pasado.

El desafío que se presenta ahora para los comerciantes es mantener el impulso de las fiestas.

Para eso, los días posnavideños se transformaron en cruciales para mantener la recuperación del consumo. Grandes cadenas como Wal-Mart en Estados Unidos o las inglesas John Lewis y Marks & Spencer continuarán, y en algunos casos intensificarán, las promociones para que las ventas no decaigan.

El regalo más vendido en Italia

En Italia los regalos estrella de esta Navidad tuvieron que ver con el golpe que recibió el primer ministro, Silvio Berlusconi. Fueron récords de venta el muñeco del Cavalieri ensangrentado y la réplica en miniatura de la catedral del Duomo con la que fue agredido.

Comentá la nota