Navarro daría “un paso al costado” si el intendente Ampuero se lo pide

El presidente del Concejo Deliberante de Puerto Deseado, Jorge Navarro, se disculpó ante su comunidad por la lucha cuerpo a cuerpo que protagonizó con el diputado nacional Arturo Rodríguez, el lunes pasado. El intendente Ampuero prefirió callar y el PJ provincial no se expidió, ya que el mismo Rodríguez es su actual presidente.
El vehemente presidente del Concejo Deliberante, Jorge “Moroco” Navarro, salió ayer vía telefónica, por la mañana, en el mismo programa radial de FM Desirée, que conduce Mario Dos Santos López. Como lo hizo el diputado nacional el día anterior, Navarro también se disculpó con los ciudadanos.

Navarro reconoció que “no le hice un favor” a “mi amigo” el intendente Luis Ampuero, y que estaría dispuesto a “dar un paso al costado”. Aclaró que eso lo haría si el jefe comunal se lo pide, aunque de sus palabras no se entrevió ninguna acción de renuncia por su propia voluntad.

En cuanto al mismo Ampuero, que fue testigo del pugilato desde un pasillo de la radio, no quiso hacer declaraciones sobre el tema. “El intendente considera que es un problema que lo deben solucionar ellos (el diputado y el concejal), porque él ya dijo todo lo que tenía que decirle a Rodríguez en el debate previo”, confiaron fuentes cercanas al Ejecutivo deseadense.

En tanto, Navarro siguió tirando dardos contra Rodríguez calificando a la anterior gestión municipal como “un gobierno nefasto”.

Las aguas de este singular rencor partidario no terminan de aquietarse y es difícil que suceda en el futuro. Es lo que consideran algunos dirigentes que observan este tironeo entre sectores desde fines de la década del ’90 en Deseado.

ESPERANDO NUEVAS AUTORIDADES

La repercusión del vergonzoso espectáculo de dos representantes del pueblo se extendió a gran parte del país. En el PJ provincial no hubo, al menos hasta el cierre de esta edición, ninguna expresión, ni comunicado. Tal vez porque el Consejo todo, incluyendo a su Tribunal de Disciplina, está en un proceso de recambio de autoridades; pero sobre todo porque el actual presidente del peronismo santacruceño es el mismísimo Arturo Rodríguez, quien le cederá este puesto al gobernador Daniel Peralta cuando se haga el acto de proclama de las nuevas comisiones elegidas el domingo pasado.

Ayer, desde Río Gallegos, confirmaron que el Congreso del peronismo santacruceño se hará el 20 de diciembre en la misma capital santacruceña y que el escenario tal vez sea el edificio del CEPARD. Allí asumirán los miembros electos, tanto del Consejo provincial, como de los consejos de las 14 localidades.

Cabe recordar que sólo en algunas ciudades se votó el domingo porque en la mayoría hubo listas “por consenso”. Justamente, Deseado fue una de las más problemáticas porque se presentaron dos listas que respondían a los intereses de esta entente entre Rodríguez-Ampuero y, una tercera avalada por el concejal Ramón Alí.

Ganó Rodríguez con su candidata, Selsa Hernández, y las heridas no restañan. Para colmo, esta lista electa de autoridades difundió ayer un comunicado de prensa que acusa y “repudia” sólo a uno de los rivales, al edil Navarro.

Hasta pide, unilateralmente, una sanción para el concejal “a fin de frenar esta manera absurda de fijar posiciones mediante la violencia. En otras palabras, entendemos que Navarro lejos está de ser representativo de una institución en la que debe primar el diálogo antes que el golpe”, reza el parte.

De los puños de Rodríguez no hubo ni un párrafo. La misma electa presidente del peronismo deseadense, Hernández, junto a Juan Marucco y Carlos Fuenzalida, firmaron la nota contra Navarro. “Hoy nosotros como compañeros militantes nos avergonzamos de usted”, manifestaron en otra frase.

En tanto, en diversos medios de Caleta, Gallegos y Deseado, las expresiones tuvieron un mismo tono de desaprobación, como lo que expresaron algunos lectores de www.elpatagonico.net “Estos son los que después legislan y votan leyes que hacen a nuestra vida. Qué nos espera”, se escandalizó, por ejemplo, Pedro. Otro internauta, Bilou, fue más tajante en su comentario: “Pídanle la renuncia e inicien una causa en la justicia. Si no tienen ideas, pasan a los actos, y como diría alguien: ‘la violencia es la ley de la bestia’”.

Comentá la nota