Nasser presentó su declaración jurada pero estaba mal registrada

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Julio Rubén Nasser, sí presentó su declaración jurada de bienes patrimoniales pero estaba mal registrada por la Escribanía de Gobierno.
Ante la publicación de Nuevo Diario acerca de la falta de presentación de estas declaraciones por parte de algunos funcionarios, entre los que estaba incluido Nasser, el ministro le envió una nota al escribano de Gobierno, Víctor Fernández Esteban, pidiendo explicaciones sobre por qué aparecía en la nómina de los que no habían presentado su informe patrimonial, cuando éste había sido entregado en mayo de 2008.

La respuesta de Fernández no tardó en llegar. En una nota fechada antes de ayer, el funcionario reconoció que sí había recibido su declaración jurada pero que en ésta sólo se había consignado "Julio Rubén" sin el apellido. "Quizás allí se encuentre el origen de la confusión", agregó el escribano, y le remitió la "fotocopia certificada recibida en tiempo y forma de su declaración jurada".

Efectivamente Nasser presentó su informe declarando una casa en el barrio Grand Bourg valuada en 120 mil pesos, un terreno en la localidad de La Caldera de 50 mil pesos, y un automóvil Peugeot 206 modelo 2007.

Los auditores también

Según pudo averiguar este matutino, también los cinco auditores generales de la Provincia habrían presentado sus declaraciones juradas en tiempo y forma pero, por alguna razón, los mismos no fueron correctamente registrados por Escribanía de Gobierno. Los miembros de la Auditoría General de la Provincia (AGP), encargados además de controlar la presentación de los informes de bienes patrimoniales, le estarían enviando a Fernández una nota para que corrija el error.

El informe con el que escribano de Gobierno le respondió a un pedido de acceso a la información pública presentado por el abogado Gonzalo Guzmán, y al que tuvo acceso este matutino, desnudó la falta de control acerca de la obligación de los funcionarios de presentar sus declaraciones juradas de bienes patrimoniales, y la ausencia de intimidaciones hacia los incumplidores.

De hecho, y a partir de la publicación de este diario, el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, presentó su declaración jurada, que había omitido entregar cuando asumió.

Comentá la nota