De Narváez en Zárate: "El país no tiene un problema económico sino de confianza, que no se va a recuperar con este gobierno"

Francisco De Narváez estuvo nuevamente en Zárate. A diferencia de oportunidades anteriores su visita fue fugaz, rodeado de una comitiva de asesores que le iban indicando y marcando la agenda diaria.
Llegaron en una camioneta importada, cerca de las 15 horas a la ciudad y con ayuda de un GPS se dirigieron al Barrio "La Ilusión" para dialogar con los vecinos. Los representantes locales que lo acompañaron fueron José Luis Nazábal, del Pro, Alberto González, de su partido Unión Celeste y Blanco, y el diputado Eduardo Fox, por parte del sector de Felipe Solá.

Allí, estuvo una hora contestando inquietudes de varios vecinos que padecían problemas de inseguridad, de infraestructura y de educación, por la falta de escuelas cercanas. Luego se dirigió a la Unión Industrial, entidad que les cedió el predio por solicitud del candidato.

"De Zárate conozco mucho porque he estado varias veces, recorriendo los barrios de la periferia que padecen de muchos años de abandono, de incumplimiento por parte del Estado. No es una opción tener asfalto, una escuela o la salita de primeros auxilios, es una obligación por parte del Estado garantizar esto. Hay que reordenar el problema catastral de la provincia y crear un sistema de asistencia social único para todas las familias que están en condiciones de marginalidad. Tendría que haber políticas de estado que se cumplan", opinó De Narváez luego de la visita a "La Ilusión".

Y avanzó sobre el terreno económico, "el país no tiene un problema económico sino de confianza, que no se va a recuperar con este gobierno porque ha hecho cambiar sistemáticamente la relación con el empresariado. En cuanto a lo económico, tiene que haber reglas claras, estables, que defiendan al capital nacional, al pequeño y mediano empresario. Debe haber un Banco Provincia que se convierta en una entidad bancaria de desarrollo, de fomento y se debe comenzar con un plan de infraestructura, que llevará 20 años, pero que tiene que comenzar de una vez por todas en beneficio del sector industrial".

En este sentido, se refirió a la ciudad, enclavada en uno de los polos productivos más importantes de la provincia, "el municipio de Zárate tiene recursos por la actividad industrial y, aparentemente, no lo está destinando hacia donde lo tendría que destinar como prioridad. Es justo decir que esto no viene de ayer sino de mucho tiempo atrás", y evalúo, "una de las variantes favorables, a diferencia del primer cordón de ciudades del Conurbano, es que el ritmo de la economía, un poco más desacelerado, aún sostiene el nivel de empleo en la ciudad".

A su vez, se refirió a la política local, aunque sin mencionar nombres ni partidos, "la realidad de Zárate es complicada (risas). Creo que va a haber un cambio importante en la política en general porque hay muchas deudas que no se están cumpliendo".

La política, las listas, las elecciones

Cuando comenzó a hablar de política, y no tanto de la ciudad, se lo notó más distendido, "con el tema de las listas en los diferentes distritos hemos hecho un lío bárbaro (risas) No obstante, hemos pedido a todos los que nos representarán en las localidades que busquen un diálogo concreto y ordenado en pos de buscar la representación común. Hoy en día, tomamos decisiones a mucha velocidad por el adelanto de las elecciones, pero estoy seguro de que vamos a estar muy bien representados en junio", expresó De Narváez.

"Espero ganar, creo que la gente puede reconocer en nosotros, la vocación de hacer de la función pública algo honorable, que venimos a colaborar y no a servirnos de la política", agregó De Narváez.

Inseguridad

"Es el principal problema, el más cotidiano y el más grave, la inseguridad. Y el mensaje es uno solo, hay que cumplir la ley. No es una cuestión de mano dura sino de derechos. Las fuerzas de Gendarmería, Prefectura Naval y la policía deben articular movimientos y actuar preventivamente, los países que han recuperado su seguridad actuaron antes, se infiltran en las bandas, tienen inteligencia, tienen tecnología y los delincuentes son apresados en el momento de cometer un delito y cuando se cometen, esas personas son apresadas y juzgadas. El beneficio está del lado de quien incumple y no de quien respeta la ley", concluyó el diputado.

Luego de su fugaz visita, bajó las escaleras de la Unión Industrial local, cruzó la calle San Martín y, ante el grito de apoyo de muchos vecinos que lo identificaron, se metió en su camioneta importada y salió de la ciudad.

Comentá la nota