De Narváez visita 25 de Mayo y avanza el armado de la Séptima

La recorrida por la ciudad es parte de la campaña, y es posible que aclare algunas de las versiones más firmes que circulan sobre el armado local y regional, que involucra a políticos vinculados a Mauricio Macri y Felipe Solá.
Desde el Consejo del Partido Justicialista de 25 de Mayo, informaron ayer que el candidato a diputado por Unión Pro, Francisco De Narváez, visitará el domingo esa ciudad, con motivo de dialogar acerca de las próximas elecciones legislativas.

En suelo veinticinqueño hay dos grupos que se identifican con el ex candidato a Gobernador, el que se reconoce desde el Consejo Justicialista y el que lidera el peronista Omar Livi, pero el acercamiento de De Narváez sería a través de los que se identifican con la estructura partidaria.

La recorrida por la ciudad es parte de la campaña, y es posible que aclare algunas de las versiones más firmes que circulan sobre el armado local y regional, que involucra a políticos vinculados a Mauricio Macri y Felipe Solá.

En cuanto a la Séptima Sección Electoral, se sabe que Domingo Vitale, su esposa y actual concejal del sector Liliana Schwindt, el senador provincial Ricardo Lissalde, el concejal "Beto" Rivas de Bolívar y, por 25 de Mayo, el ex senador Miguel Di Salvo, que se empecina en seguir liderando a muchos peronistas aún con su desgastada imagen, se reunieron con el jefe de campaña Alfredo Atanasof para coordinar los diferentes aspectos de la campaña en la Séptima.

Según publicamos de Olavarría, "analizaron encuestas y la situación política de la Nación, la Provincia y los distritos. En el encuentro, se determinaron acciones políticas en referencia a las elecciones del 28 de junio".

En realidad, las definiciones respecto de la campaña y del armado político vienen tomándose en el grupo que arma la lista final de diputados nacionales de la alianza política entre los tres referentes. Allí, Felipe Solá está cerca de quedarse con siete de los diez primeros lugares de la lista de diputados nacionales, que son los cargos denominados "entrables". El propio De Narváez sería la cabeza, porque el respaldo que obtiene en las encuestas lo colocan como ariete central para pelearle la elección a Néstor Kirchner o al candidato que instale el oficialismo.

Pero el sector de De Narváez, más allá de su propio referente, no estaría colocando figuras propias. Cerrado ese acuerdo, las otras dos patas (Macri y De Narváez), obtiene en compensación los cargos de jerarquía inferior: legisladores y concejales.

De Narváez tiene muy cerrado el acuerdo para colocar al primer legislador en la lista de senadores provinciales de la Séptima Sección ese cargo sería para el ruralista saladillense José Benito Bustingorry, en virtud de que la olavarriense Norma Urruty ya desistió de la postulación.

Con Bustingorry compite casi exclusivamente el bolivarense Rubén Pagola (Pro) ya que, como también se adelantó aquí, el felipismo está relegado en esa conversación luego de colocar un enorme volumen de candidatos propios en la lista nacional. Y más lejos está Olavarría: Solá tiene intención de promocionar al veinticinqueño Nicolás Lasa y, no a un postulante del curismo, para una banca.

De todos modos, la definición por Bustingorry no está cerrada: el saladillense obtuvo mayor prensa y exposición durante los durísimos piquetes que comandó en la ruta durante los últimos cortes, antes del anuncio de la coparticipación de las retenciones, pero su desempeño electoral previo es flojo: como candidato a Intendente de Saladillo sacó apenas 800 votos.

La versión más fuerte indica que el curismo y el PRO de Rubén Pagola en la Sección y de Julián Abad en la ciudad le cerraron la puerta a los candidatos de De Narváez (Liliana Schwindt es la que debe renovar) para los primeros lugares de la lista local, en caso de que vayan todos en un mismo frente y sin colectoras, lo cual aún está por verse.

Comentá la nota