De Narváez también le cerró la puerta al diálogo: "Está moribundo"

Responsabilizó a Kirchner por el fracaso. Así, el líder de Unión Pro se sumó a los radicales que ya se había bajado de la convocatoria de la Casa Rosada. Pese a todo, Randazzo anunció que enviará nuevas invitaciones.
Tras el portazo de los radicales al diálogo planteado por el Gobierno, El diputado electo de Unión Pro Francisco De Narváez consideró este viernes "moribundo" la convocatoria de los K y responsabilizó por esta circunstancia al ex presidente Néstor Kirchner, a quien acusó de "desautorizar" a aquellos funcionarios que exhiben las "mejores intenciones de construir una agenda común".

El político y empresario formuló estos conceptos un día después de que el radicalismo calificara como una "maniobra perversa" el diálogo convocado por la Casa Rosada y advirtiera que el oficialismo solo buscó "legitimizar la hegemonía K" y "ganar tiempo"

En este escenario, el socio político de De Narváez, el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, anunció el miércoles su intención de pedir una nueva reunión con la Presidente para determinar los avances luego del encuentro que los principales referentes de Unión Pro compartieron tras las elecciones.

De Narváez razonó que aunque "a la fuerza no hay cariño, tampoco tenemos que claudicar ante la necesidad de conversar y de avanzar".

El legislador dijo descreer que se trate de una "maniobra perversa" el llamado al diálogo, como lo calificó el radicalismo, pero coincidió con ese partido en sus duros cuestionamientos a la falta de señales de cambio por parte de la Casa Rosada.

Aunque De Narváez consideró que el contacto entre el Ejecutivo y la oposición "se puede retomar y la vocación siempre va a estar de nuestro lado", insistió en que "funcionarios con rango de ministros se sientan a una mesa a construir una agenda y luego son desautorizados por Kirchner para que no prospere o para hacer una toma de tiempo que, en realidad, perjudica a la ciudadanía".

El diputado nacional advirtió que "ya hemos dicho que mientras Néstor Kirchner esté gobernando de manera casi autoritaria, sea el único definidor en términos de las decisiones del gobierno, y la señora Presidente no se haga cargo de la agenda nacional, vamos a estar tropezando permanentemente con estas circunstancias".

EL GOBIERNO HACE OÍDOS SORDOS. Pese a las críticas, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, anunció que ya empezaron a cursar las invitaciones a los partidos para una segunda etapa de las reuniones.

"Mal podríamos dar una respuesta cuando todavía no pasaron todos los partidos por las reuniones programadas y está previsto que a partir de la semana que viene comiencen los trabajos de la comisión técnica", sostuvo Randazzo, en un comunicado de prensa entregado en la Casa Rosada.

Comentá la nota