De Narváez y Solá, en el próximo turno del diálogo con el Gobierno

De Narváez y Solá, en el próximo turno del diálogo con el Gobierno
Cristina, a su vez, se reunirá a solas con Macri, que le había pedido una audiencia.
La nueva ronda del diálogo político entre el Gobierno y los partidos opositores seguirá el próximo miércoles y los invitados serán los integrantes del PRO y el peronismo disidente. Así, Francisco de Narváez y Felipe Solá, la dupla ganadora en al elección del 28 de junio en la provincia de Buenos Aires, se sentarán frente al ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Anoche el ministro aclaró que debía charlar por teléfono con los referentes de este espacio que lidera el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, para evitar que los integrantes de esta alianza se enteraran primero por los diarios, como ocurrió con la UCR, socialistas y cobistas y Margarita Stolbizer de la Coalición Cívica, quien se desmarcó de Elisa Carrió.

A propósito de Macri, el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández precisó que los gobernadores van a ser "recibidos por la Presidenta" y como Macri fue el primero en pedir audiencia y tiene estatus de gobernador será el primero de la lista.

En el Gobierno, según trascendió, están "muy satisfechos" por el resultado del primer encuentro con la UCR, el socialismo y los cobistas. También porque "hemos enderezado la relación en el Congreso con los bloques opositores", según el relato de dos altos funcionarios, quienes confiaron a este diario que más allá de las diferencias lógicas que puedan surgir, el "Gobierno consiguió un poco de aire y un alguito más de espacio político".

Según adelantó a Clarín el diputado Federico Pinedo, Unión Pro estará representado en la reunión con Randazzo por el interbloque de legisladores nacionales. Esto quiere decir que a la Casa Rosada irán de Narváez, Solá, el propio Pinedo y diputados de otros partidos políticos aliados que integran el Interbloque Propuesta Federal.

Pinedo se mostró "muy favorablemente impresionado por el acuerdo alcanzado el miércoles en la Cámara de Diputados de someter a debate temas tabú como superpoderes, Consejo de la Magistratura y retenciones".

En cuanto al diálogo político, el diputado macrista dijo que "valoramos que el oficialismo salga de la posición intransigente de blanco o negro". Pinedo dijo también que "vamos sin preconceptos, ni condiciones. No nos vamos a dar por derrotados antes de subir al ring. Esperamos que el diálogo sea de verdad y que la convocatoria funcione, porque estamos muy mal. Hay que buscar caminos intermedios que sean razonables y aceptables para una mayoría sustancial", completó.

Randazzo había pensado primero en realizar una primera ronda de 10 alianzas o partidos por semana. Pero enseguida cambió de opinión ante la queja del jefe de la UCR, Gerardo Morales, quien reclamó que se respetara un orden según los votos alcanzados en la última elección del 28 de junio.

Por eso después de la Alianza Cívica y Social, el segundo lugar es para Unión Pro. Y el último miércoles de julio los invitados serán los nucleados en el Frente Proyecto Sur de Fernando Pino Solanas, Buenos Aires Para Todos (Claudio Lozano) y el Socialismo Auténtico (Mario Mazzitelli).

El diputado Lozano aclaró que "estamos dispuestos a participar pero queremos una agenda advierta. No puede ser que discutamos sólo de la reforma política por importante que sea. Ahora hay temas mucho más urgentes como los de la coyuntura y no puede ser que de ellos sólo estén habilitados para discutir las corporaciones de empresarios y la CGT", resumió.

Comentá la nota