De Narváez quiere que la Justicia lo investigue

Pidió a un juzgado que lo investigue por su supuesta vinculación con el tráfico de efedrina. El trascendido lo publicó un diario y se hizo público en horas calientes del armado de listas.
El diputado – empresario Francisco De Narváez se presentó el 13 del corriente ante el Juzgado Penal Económico Nª1 para que se lo investigue por su supuesta vinculación con la mafia que traficaba efedrina entre Argentina y México y que tuvo repercusión mediática a través de la edición de ayer del diario Página 12 por el periodista Horacio Vertbisky.

Desde varias semanas sectores vinculados con la campaña oficialista dejaron trascender la relación entre De Narváez y Mario Roberto Segovia, principal sospechoso de la exportación de por lo menos de ocho toneladas de efedrina hacia México.

Según escribe Vertbisky, la relación entre ambos empresarios se originó hace tres años, en medio de la investigación de un contrabando de CDs y DVDs vírgenes detectado en agosto de 2006 en el puerto de Buenos Aires. Inclusive muestra que los registros de una empresa telefónica donde se especifican los llamados de De Narváez hacia Espinosa, quien en ese momento trabajaba con un alias.

Hace cuatro años atrás una situación similar se observó en plena campaña electoral porteña, cuando el Daniel Bravo, hijo del recordado dirigente socialista Alfredo Bravo, había denunciado la relación entre Gaith Pharaon y Enrique Olivera, por entonces favorito en las encuestas. Dos años después de ese episodio, la Justicia declaró al legislador inocente y castigó al denunciante con la retractación pública. Por supuesto, el efecto deseado, ya había sido consumado: Olivera salió segundo, detrás de Mauricio Macri.

La aparición de esta "novedad" surgió tras la primera aparición pública en el Conurbano bonaerense por parte de Mauricio Macri, De Narváez y Felipe Solá en Los Polvorines, Malvinas Argentinas, territorio que conduce Jesús Cariglino.

Tras varias semanas de alta tensión entre las partes, una nueva y larguísima reunión en las oficinas de la calle Baez de De Narváez sirvió para volver a poner las cosas en orden y diseñar una campaña conjunta. En dicho encuentro, no sólo quedó en claro el malestar macrista por la supuesta postulación de algunos "impresentables" dirigentes del Conurbano sino que todavía entre los bonaerenses no había señales de apertura en las listas de candidatos en los tres niveles: nacional, provincial y municipal.

Según trascendió, Jorge Macri sería el primer candidato en la lista de diputados provinciales de la tercera sección electoral, pero quedó por definir cómo seguirán armándose las demás secciones electorales y los distritos del Conurbano.Sobre este último punto, habría cuatro distritos en los que el PRO no quiere saber nada con bajar a sus candidatos del primer lugar de las listas a concejal: San Isidro, Vicente López, San Martín y Tres de Febrero. En caso que no se acepten esas condiciones, el resto de las negociaciones podrán entrar en un punto muerto e inclusive se evalúa la posibilidad de presentar candidaturas propias en estos lugares.

Comentá la nota