De Narváez puso en marcha en Bragado la mesa política de la IV Sección

El diputado Francisco de Narváez dijo hoy aquí que el oficialismo “va a ir perdiendo fuerza a medida que la ciudadanía se levante en su dignidad” y pronosticó que las próximas elecciones “serán el punto final de un estilo de gobierno basado en la prepotencia y en el desprecio al que piensa distinto”.
De Narváez puso en marcha hoy, en la ciudad de Bragado la mesa política de la IV Sección electoral bonaerense que coordina el senador provincial Julio Saleme (Pehuajó) y que integran dirigentes bragadenses, de Gral Pinto, Junín; Carlos Casares, 9 de Julio, Trenque Lauquén, Chivilcoy y Lincoln.

Al hablarles a los militantes el dirigente peronista disidente dijo que llevaba “un mensaje de optimismo en un momento en que los argentinos estamos preocupados, asustados y enojados”.

Atribuyó el enojo de la sociedad a “los problemas innecesarios que el gobierno se ha empeñado en causar” y puso como ejemplo el conflicto con el campo.

“Lo más urgente es discutir el largo plazo; la provincia para los próximos diez años y no para la próxima elección”, arengó De Narváez a sus seguidores.

Señaló también la necesidad de “construir en la pluralidad, en la diversidad y hacer política de puertas abiertas para que quede en claro que somos lo diferente del oficialismo”.

Hizo luego una autocrítica del partido justicialista al decir que “muchas veces ha usado mal al estado” pero reconoció que “es la fuerza política del cambio profundo”.

“En la provincia de Buenos Aires el kirchnerismo va a tratar de imponer la practica mas indigna de la política que es el clientelismo. Ellos se van a afianzar en la brutalidad del poder. Nosotros y todos los hombres y mujeres de la provincia que defendamos la república nos vamos a oponer”, concluyó.

Comentá la nota