DE NARVAEZ "EL PROGRESO DEBE SER PARA LOS QUE SE ESFUERZAN, NO PARA HARAGANES"

Gran expectativa generó, en la mañana del martes, la llegada a nuestra ciudad del diputado Francisco de Narváez.
El dirigente justicialista arribó a Bragado en el marco de una serie de visitas a diferentes distritos con vistas al armado territorial del sector que lidera de cara a las legislativas 2009 y generales de 2011.

El empresario de multimedios cumplió de este modo un compromiso asumido con la mesa local, integrada por Sergio Barenghi, Paola Alsina, Néstor Coria entre otros dirigentes y dejó conformada la mesa seccional integrada por un referente de cada distrito la que representa el actual concejal con goce de licencia quién, como ya lo adelantáramos, reasume en los próximos días su cargo.

En un salón colmado de personas, muchas de los cuales provenían de sectores independientes, instituciones agropecuarias como Sociedad Rural, ciudadanos en general, militantes peronistas y sindicalistas, luego de cumplimentar una amplia agenda de visitas, el aspirante a gobernador de la Provincia de Buenos Aires efectuó una alocución que conformó a la audiencia.

Antes la Licenciada en Seguridad Natalia Garbaco había presentado un diseño de lo que será el llamado “mapa de la inseguridad de la Pcia” sitio destinado a sincerar la crítica situación de delitos que, dijo, el gobierno se empeña a esconder.

Seguidamente hizo uso de la palabra el referente local, Sergio Barenghi quién en un escueto discurso explicó los motivos que lo impulsaban a adherir a este sector remarcando que “hoy iniciamos un camino junto a una persona en la cual hemos visto nuestras actitudes de vida” alegando que son fundamentalmente los valores del trabajo.

NO QUEREMOS JOVENES QUE VENGAN EN BUSCA DE CARGOS PARA LOGRAR CRECIMIENTO QUE NO VENGA DESDE EL ESFUERZO

Francisco de Narváez, luego de sus palabras introductorias en las que agradeció a la gente de Bragado, donde había recorrido la ciudad y algunos medios de comunicación para “hacer llegar nuestro mensaje, que es un mensaje de optimismo, en un momento en que los argentinos, y sobre todo los bonaerenses – dijo – estamos preocupados, estamos asustados por la inseguridad ya con razón también estamos enojados. Y este enojo – enfatizó- deviene de una situación que en muchos casos se puede entender, porque la vida no siempre es simple, a veces tiene complicaciones pero el enojo que hoy tenemos y compartimos tiene que ver con los problemas innecesarios que el gobierno nacional se ha empeñado en causarnos, problemas innecesarios como ha sido el conflicto con el campo, con nuestro sector, que mas que sector es todo una expresión de vida, del interior de nuestra provincia”.

Sobre el particular de Narváez aseveró que este conflicto no tuvo que ver estrictamente con la rentabilidad sino con la dignidad, “porque el hombre de la familia del campo del interior quiere trabajar con reglas estables y claras, que el progreso sea el producto del esfuerzo, no de la especulación, y que gane el que trabaja y no el haragán. Es una forma de vida con la que hemos sabido vivir los que vivimos en una provincia pujante, y hoy mas que nunca, en este estado de enojo y de preocupación, creo que lo más importante que tenemos los bonaerenses es discutir el largo plazo, y algunos dirán, que le pasa a este colorado que mientras nosotros estamos preocupados por lo que nos pasa y puede pasar mañana, quiere plantear el futuro.

Y lo que a mi me pasa creo que es lo que le pasa a cualquier padre de familia, como muchos de ustedes, que estamos preocupados por lo que nos pasa a nosotros, pero mucho mas por lo que les pasa a nuestros hijos, y eso tiene que ver con el futuro y un futuro que va a depender de nosotros.

Yo elegí el camino de la política hace pocos años, no más de tres, porque entiendo que es el lugar legítimo, genuino, para pelear por ese futuro, pero no mi futuro, sino el futuro de todos nosotros.

Y veo a muchos de ustedes, hombres y mujeres que están desde hace años en el camino de la política de los cuales aprendo y admiro, y también veo algunos jóvenes que quieren entrar el la política y ojalá no lo hagan, porque vienen de vivos, para ver si pueden encontrar algún caro, para justificar un crecimiento que no viene desde el esfuerzo.

NO HAY VIEJA NI NUEVA POLÍTICA, LA HAY BUENA O MALA

Y yo digo que hay que volver a practicar la buena política, porque no es de nuevo o viejo, es de bueno o malo. Y la buena política siempre se a planteado las construcciones del futuro, la provincia de Buenos Aires para los próximos 10 años, no para las próximas elecciones o el próximo turno del gobernador.

Yo quiero una provincia de Buenos Aires que se ponga de pie, frente a todos los argentinos, representando a 16 millones de bonaerenses que queremos volver a vivir bien, que no queremos ser tratados como un padrón de 10 millones de votantes.

La provincia de Buenos Aires tiene muchos problemas, muchos de ellos graves, pero todo tiene solución, con el tiempo, con paciencia, con compromiso, con convicción, pero tenemos que recuperar esa personalidad que admiro y envidio sanamente de otras provincias, yo quiero a los bonaerenses orgullosos de vivir en una provincia que entusiasma ser vivida. Y para eso tenemos que recuperar una dirigencia bonaerense, no solamente política, sino académica, cultural, empresaria, deportiva, que exprese a la provincia con todas sus gamas, sus colores, que los tiene y tantos y tan variados, por eso creo que la política debe ser lo emblemático, pero no lo único, necesitamos a los hombres y las mujeres trabajando en cada uno de los sectores que se puede trabajar, una asociación civil, una cooperadora, una unión de vecinos, una institución empresaria, académica, cultural, que vuelva a recuperar el respeto de quien piensa distinto, de quién tiene otra idea y que a través del trabajo dirigencial se puede plasmar en planes de acción”.

EL KIRCHNERISMO VA A PERDER FUERZA EN LA MEDIDA QUE EL CIUDADANO VAYA LEVANTANDO SU DIGNIDAD

El candidato aclaró que esta mesa que ha quedado integrada y “me ha honrado con elegirme su candidato” tiene que ser una mesa que se construya en la pluralidad, porque veo muchos compañeros y compañeras que hoy están aquí, pero también muchos otros de otros partidos políticos, con otras ideas, veo muchos independientes, que se arriman a ver que es lo que está pasando.

Vaticinó asimismo que el oficialismo está perdiendo fuerza en la medida que el ciudadano se vaya levantando en su dignidad, y eso es lo que va a pasar el próximo 25 de octubre, que va a ser histórico en la provincia de Buenos Aries porque será el final de una forma de gobierno que se acaba, a la prepotencia, a la imposición por la fuerza y creo que la provincia va a ser observada por todo el país, porque es aquí donde el kirchnerismo va a tratar de imponer, como lo hizo hace 48 horas en una interna, donde se pudo observar la práctica mas indigna de la política, el clientelismo, el someter la decisión bajo presión.

La provincia de Buenos Aires va a ser el final de un estilo de gobierno que ya no engaña más a los argentinos, este enojo, esta preocupación, está fiscalizando todos los días, lo veo en cada ciudadano, en cada ciudadano, en cada madre que quiere recuperar para sus hijos todo lo que tiene derecho de tener, la seguridad, la educación, la salud, la vivienda, empleo digno, un barrio, donde el vecino deje de ser sospechado, donde los pongamos contentos porque progresa y nos pongamos tristes porque le va mal, donde exista la mayor solidaridad, que a veces no está en la clase dirigente, sino en el ciudadano de a pie.

Esa es la provincia de Buenos Aires que quiero, esa es la provincia que queremos expresar, y por eso hemos planteado, a toda la dirigencia política una construcción amplia, que nadie se erija como el dueño de la verdad, que nadie pida que se pongan de acuerdo mientras él sea el candidato, que nadie piense que tiene la representación absoluta, seamos todos humildes en la construcción que viene.

Nos reclama esto la sociedad desde un punto de vista absolutamente lógico, que es volver a tener esperanza y confianza, que es lo que se nos ha escapado”.

El candidato se refirió al descreimiento de la juventud, de la gente en general y relató un incidente en el Gran Buenos Aires donde conversé, dijo, con una señora, con una abuela de 28 años, que tenía en sus bazos a su nieto y yo la felicité- dijo por el lindo hijo que tenía. Y me dijo no, es mi nieto. Y puse a conversar con ella, tenía la mirada perdida, no esperaba absolutamente nada de la vida.

Tenemos que salir de esa situación ayudando a mujeres como esa para que reciba lo mínimo indispensable para que pueda acceder a la alimentación, a la salud, a la educación y construir un puente que nos vuelva a vincular con la posibilidad de progresar.

Cientos de miles de personas en la provincia viven en esa situación, seguramente aquí en Bragado también, es ese el compromiso que nosotros los justicialistas tenemos que tomar y no solamente los dirigentes justicialistas sino todos. No vamos a poder construir una república de la cual nos sintamos orgullosos si esta situación sigue así. Esta es la razón por la cual hace tres años dejé una vida de empresario para seguir una vida como emprendedor de la construcción del bien común tengo mis sueños y compromisos y por eso los comparto con ustedes.

MAL LE IRÁ AL POLITICO QUE PROMETA LO QUE SABE QUE NO VA A CUMPLIR

No quiero convocar a hombres y mujeres que vengan a ganar, mas allá de los resultados quiero convocar a hombres y mujeres que vengan a trabajar, que vengan a transformar, que no vengan solo a competir sino a cooperar.

Yo estoy convencido de que en los próximos años, quienes nos llamemos dirigentes vamos a ser exigidos cotidianamente por nuestros vecinos, por nuestros amigo y por nuestros no tan amigos. Viene una democracia cotidiana, no que se exprese cada dos años, vamos a ser exigidos por el ciudadano y en buena hora, mal le irá al político que prometa lo que sabe que no va a cumplir, tenemos que trabajar por el sentido común en lo que se puede lograr, en lo que se puede comprometer, sabiendo que la gente no quiere milagros de nosotros.

Ayer escuchaba a un periodista que citaba a Churchill que prometió sangre sudor y lágrimas en la difícil Europa de esa época, nosotros no estamos ante esa situación, pero seguramente vamos a tener que sudar mucho para construir lo que viene.

EL KIRCHNERISMO VA A AFIANZAR SU BRUTALIDAD DEL PODER

Yo quiero ser parte de esa transformación, un eslabón, y saber que la mayoría de las obras que nosotros vamos a iniciar no la vamos a inaugurar nosotros sino quienes continúen la tarea. Este es la tarea del gobernante, gobernar con una visión de futuro y trabajar todos los días para construirla, eso es lo que espera la gente de nosotros.

Ese es nuestro compromiso.

Serán tres años largos, difíciles, el kirchnerismo se va a afianzar en la brutalidad del poder, seremos los hombres y las mujeres que creemos que la provincia merece ser defendida, no solamente desde las palabras sino desde la acción quienes nos vamos a reponer.

Ese es mi compromiso”.

Comentá la nota