DE NARVAEZ PRESENTO PROYECTO DE LEY PARA DECLARAR ZONAS DE DESASTRE Y DE EMERGENCIA POR SEQUIA

El diputado justicialista disidente Francisco de Narváez presentó un proyecto de ley en el Parlamento nacional para declarar "zona de desastre" o "zona de emergencia" a los distritos afectados por la sequía en la provincia de Buenos Aires.
La iniciativa propone "eximir el pago de retenciones o reducirlo a la mitad a quienes estén afectados por la gran sequí­a", por un período de 180 días.

En declaraciones a radio Diez, De Narváez reclamó asimismo al gobernador Daniel Scioli que declare "ya la zona de desastre y emergencia agropecuaria sin preguntarle al gobierno nacional si puede o no conversar" con los dirigentes agrarios.

Cuando se le preguntó qué haría si ocupara el lugar del gobernador Daniel Scioli, contestó: "Yo declararía la emergencia, daría la asistencia y no permitiría que el secretario (de Comercio Interior, Guillermo) Moreno ande repartiendo maíz tranquera de por medio entre futuros o supuestos productores K. Yo no me dejaría gobernar desde la Casa Rosada".

El proyecto, que ingresó ayer al Congreso nacional, contempla "un Fondo Especial de Emergencia de 300 millones de pesos para financiar la restauración de la capacidad productiva de los campos afectados por la sequí­a", provisto por el Tesoro nacional.

La iniciativa contempla la declaración de "zona de desastre agropecuario por sequía" por 180 días para los partidos bonaerenses de Adolfo Alsina, Bahí­a Blanca, Benito Juárez, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Rosales, Coronel Suárez, Daireaux, General La Madrid, González Chávez, Guaminí, Laprida, Monte Hermoso, Patagones, Pellegrini, Puán, Saavedra, Salliqueló, Tornquist, Tres Arroyos, Tres Lomas y Villarino.

Asimismo, la declaración de "zona de emergencia agropecuaria por sequía" por 180 días para los partidos de Rivadavia, Trenque Lauquen, Pehuajó, Hipólito Yrigoyen, Carlos Casares, Carlos Tejedor, Bolí­var, Alvear, Tapalqué, Olavarrí­a, Azul, Tandil, Loberí­a, San Cayetano y Necochea.

Comentá la nota