De Narváez pidió disculpas por haber insultado a Kirchner

Admitió que fue un "error" haber repetido frases "soeces" contra el ex presidente
El diputado de Unión Pro, Francisco de Narváez, pidió disculpas por el exabrupto cometido anteayer durante un acto partidario, en el que expresó: "El peronismo nunca debe dejar de escuchar al pueblo. Muchos me han dicho, a veces en vos alta, a veces al oído: «Gracias por haberles roto el culo a los pingüinos»".

Así se refirió De Narváez sobre el resultado de las elecciones legislativas de junio en las que le ganó Néstor Kirchner. Ayer, a través de un comunicado, el legislador de Unión Pro calificó de "desafortunadas" sus palabras y admitió que fue un "error" el comentario pronunciado en el Club Cultural de la localidad de Guernica, donde el Partido Justicialista de ese distrito había organizado un acto. Allí, el diputado había afirmado la frase, festejada por el auditorio y aplaudida por los legisladores bonaerenses que compartieron el escenario con De Narváez. La frase desató una polémica al ser retransmitida ayer en los noticieros.

El exabrupto fue comparado con otras tristemente célebres expresiones del senador santafecino Carlos Reutemann -en relación con su eventual candidatura presidencial- y del director técnico de la selección argentina de fútbol, Diego Maradona, sobre las críticas del periodismo.

"En un acto partidario, rodeado de militantes, dirigentes y simpatizantes de mi confianza, cometí el error de repetir en voz alta lo que mucha gente me dice a diario. Al ver la repercusión de esas palabras debo admitir que fue un error. Fue un acto desafortunado", expresó el texto dado a conocer por De Narváez, que lleva por título: "Pido disculpas por mis palabras desafortunadas".

El legislador también reconoció que no debería "amplificar o repetir frases o palabras soeces" y aseguró que no es su "estilo" ser maleducado o "decir palabrotas". La rectificación fue inmediatamente apoyada por los adeptos de Unión Pro en el foro de la página web del diputado.

En su discurso de Guernica, localidad perteneciente al municipio bonaerense de General Perón, De Narváez ratificó sus intenciones de gobernar la provincia, pero volvió a marcar diferencias con el mandatario actual, Daniel Scioli. "De resultar elegido, gobernaré desde La Plata y no desde la Casa Rosada, como se hace ahora", dijo.

El acto realizado en Guernica fue organizado por el secretario general del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages y Playas de Estacionamiento (Soesgype), Carlos Acuña y hubo una importante convocatoria de peronistas bonaerenses.

Comentá la nota