De Narváez: "Es un paso gigante"

Luego de varios días con poca aparición pública por el nacimiento de su sexto hijo, Francisco De Narváez sostuvo ayer que el llamado al diálogo del Gobierno fue "muy positivo", lo definió como "un paso gigante para adelante" y pidió "una agenda amplia".
Con todo, aclaró que "podría haber sido antes, pero no lloremos sobre leche derramada", contestó De Narváez al ser consultado sobre la convocatoria oficial.

Con respecto a la decisión del oficialismo de acordar con la oposición una agenda parlamentaria hasta fin de año, el diputado de Unión PRO dijo que es "un paso gigante para adelante".

También hizo una leve crítica a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien sostuvo desde un comienzo que no asistiría a los encuentros en Casa Rosada. "Son posturas", contestó escuetamente, y agregó que es necesario evitar "posiciones irreductibles".

En referencia a Néstor Kirchner, su rival en las últimas elecciones legislativas, dijo que cuando lo vea en la Cámara de Diputados "lo voy a saludar y lo voy a invitar a ese debate permanente que debe ser ante el público, frente a las cámaras", agregó.

Comentá la nota