De Narváez paseó su confianza por Sáenz Peña

En medio de secretarios, noteros, custodios y muchos curiosos, Francisco De Narváez volvió a caminar por Roque Sáenz Peña ayer por la mañana. El primer candidato a diputado nacional por Unión-Pro repartió sonrisas y confianza, encabezando un numeroso séquito de candidatos locales que concurren al comicio legislativo repartidos en tres boletas.
"Estamos muy contentos, hemos hecho una campaña como queríamos, con la gente, expresando nuestras ideas y proyectos. El oficialismo se ha negado a debatir, ha descalificado, pero nosotros no nos hemos detenido en esta vocación de cambio y lo que se está expresando en estas elecciones es una decisión de la gente de buscar otra forma de hacer política", dijo el empresario, una improvisada conferencia de prensa ocurrida cerca del mediodía, en la vereda de Pellegrini.

Seguido de cerca por los tres primeros candidatos a concejales que acompañan su boleta a nivel nacional, Andrés Rosa, Daniel Rosetti y Alejandro Franco, el legislador se ocupó de desmentir estadísticas difundidas en las últimas horas, relacionadas con su labor parlamentaria.

Acerca de los cuestionamientos que recibe por su escasa participación en la Cámara de Diputados y presencia en las sesiones, De Narváez respondió que "no es así" y afirmó que "se ha difundido con mala intención".

"Yo he estado en más del 70% de las sesiones, presentando muchísimos proyectos, muchos de mi autoría y otros cofirmando", aseguró.

"Estamos bien"

En cuanto a su posicionamiento frente a los comicios del domingo, De Narváez consideró que "estamos bien", y resaltó que "si vamos a votar todos, no nos dividimos y contamos los votos, ganamos". También recomendó que "hay que llevar la boleta en el bolsillo o la cartera, por lo que estamos haciendo un especial esfuerzo por distribuirla. Además, ese día van a estar todos los fiscales, no sólo para que la boleta de Unión-Pro esté, sino para que el acto electoral suceda bien y nadie sospeche del resultado".

Sobre la posibilidad de que continúe hasta el final la campaña sucia que ya denunció, De Narváez dijo que "tal vez en los próximos días intenten más cosas, pero no es que no haya dado resultado sino que la gente rechaza fuertemente" esta metodología de competencia electoral.

"Precisamente lo que está expresando la gente es esa vocación de cambiar", agregó.

Posiciones

A la vez, descartó acuerdos con el oficialismo porque "yo con el kirchnerismo no voy ni a la esquina", recordando que "he confrontado con ellos desde el 2005".

"Me parece que tienen Kirchner y Carrió es la resistencia de la vieja política al cambio que nosotros expresamos", agregó De Narváez.

También pronosticó que "nadie tendrá mayoría en la Cámara, habrá equilibrio con todas minorías. El Gobierno ya perdió la elección y esa mayoría con la que ha impuesto decisiones equivocadas".

"Este sentimiento de equilibrio ya se percibe en las ciudades del interior, sobre todo donde se necesita que el campo resuelva rápidamente sus problemas", agregó.

Finalmente, De Narváez expresó su posición sobre las AFJP: "Estamos discutiendo que el país no puede irse de la ceca a la meca. Estamos a favor de tener empresas del Estado bien administradas, no como Aerolíneas Argentinas que pierde 5 millones de pesos cotidianamente, y de acuerdo con los ciudadanos que quieren tener su jubilación en el sistema privado, lo puedan lograr".

Comentá la nota