De Narváez niega que Alfonsín le reste votos.

El candidato a diputado de Unión-PRO Francisco De Narváez decartó ayer que la postulación del radical Ricardo Alfonsín complique sus chances electorales en la provincia de Buenos Aires: "En hora buena", djio en dialogo con Radio Mitre en relación a la posible candidatura del hijo del recientemente fallecido Raúl Alfonsín.
El peronista disidente le dio la "bienvenida" a Alfonsín hijo a la competencia electoral de junio próximo, al considerar que el dirigente "es una persona que practica lo que seguramente aprendió y mamó de su padre".

"Faltan 84 días para los comicios y lo que tenemos que enriquecer en este proceso que se ha acortado es el debate de las ideas", expresó.

Por otra parte, admitió la existencia de "discusiones" con el macrismo, entre sus aliados y los de Felipe Solá por el armado de las listas.

Finalmente, reiteró su convicción de que el oficialismo -hoy parejo en sus encuestas si se presentara Néstor Kirchner- será derrotado en junio: "El Gobierno ha perdido la confianza de la gente y va a perder la elección", finalizó.

Comentá la nota