Narváez hizo historia: batió el récord de Monzón.

Narváez hizo historia: batió el récord de Monzón.
En Puerto Madryn, concretó con categoría su décimoquinta defensa del título mundial mosca de la OMB. Con un nocaut técnico venció a Rayonta Whitfield, de los EEUU.
El chubutense Omar Narváez venció esta noche por nocaut técnico en el décimo round al estadounidense Rayonta Whitfield y superó así el récord de 14 defensas que ostentaba Carlos Monzón, en una pelea en la que retuvo el título mundial Mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

En un combate realizado en el Palacio Aurinegro de la ciudad de Puerto Madryn, Narváez se quedó con toda la gloria y ahora es el argentino más exitoso del boxeo nacional.

Con este nuevo logro, el "Huracán", de 33 años, elevó su marca a 29 triunfos (18 por nocaut) y dos empates, mientras que Whitfield tiene ahora 22 victorias (11 antes de la campana final) y una derrota.

El chubutense ostenta el cinturón mundial Mosca desde el 13 de julio de 2002, cuando derrotó al nicaragüense Adonis Rivas en el mítico estadio Luna Park de Buenos Aires. Desde esa oportunidad conservó el cetro y en esta ocasión entró en la historia grande del boxeo, tras efectuar con éxito su decimoquinta defensa.

"Vale más la victoria ante Whitfield que las otras 14 defensas, porque era uno de los monstruos que podía venir a arrebatarme el título. Vino con una excelente preparación, tuvo corazón y hasta el último momento lo intentó. Pero yo me preparé muy bien, como nunca lo hice y la gente me gritó 'dale campeón' desde que subí al ring", señaló Narváez.

"Es un sueño que ni yo me imaginé. Nunca imaginé ser campeón del mundo ni realizar 15 defensas cuando empecé en el boxeo. Cuando llegue al camarín me van a tener que pellizcar", graficó Narváez en declaraciones formuladas a la prensa.

Respecto al corte que le propinó el estadounidense en el cuarto asalto por un cabezazo en la ceja izquierda, explicó: "Traté de concentrarme y me despertó el fuego, el hambre de hacer más caliente la pelea".

"Traté de meter las manos con más contudencia, a punto tal que Rayonta sintió los golpes y logré conmoverlo. Por eso le gané antes del final", añadió.

Comentá la nota