De Narváez finalmente se suicidó (en lo político). Kirchner, entre bambalinas, festeja…

"La Historia vuelve a repetirse", dice la letra de un viejo tango. El día 13 de octubre de 2009, adelanté - en medios gráficos provinciales -: "(...) Quien esto escribe está en condiciones de asegurar que, si hubiera elecciones en breve, don Francisco (de Narváez) no sería el candidato de un Partido Justicialista normalizado y con la jefatura de Eduardo Duhalde".

Muchos lectores (muchos de ellos peronistas y, en gran mayoría, del interior de la provincia de Buenos Aires) me expresaron sus sentimientos encontrados o de confusión ante mis comentarios, vía correo electrónico.

Los autores de estos correos habían votado a De Narváez el pasado 28 de junio, y soñaban con un frente justicialista unido con Duhalde como candidato a presidente, y con el ex dueño de Casa Tía buscando la Gobernación, todo ello de cara a 2011.

En esta instancia, me gustaría aprovechar para agradecer, en primer lugar, las críticas expresadas por los lectores; pues siempre se aprende de cualquier crítica constructiva.

En segundo término, agradezco los elogios, a partir de la anticipación que me he preocupado por publicar en mis textos. Y me halagan esas felicitaciones, recibidas por opinar e informar sin miedos, en muchos casos, a pesar de los consejos que me fueran enviados oportunamente.

Retomando la cuestión de las internas "disidentes", esa visión plasmada por mis interlocutores -en referencia a la posibilidad de ver a Duhalde y De Narváez unidos-, en la que también coincidían con un sinnúmero de referentes de la industria, el comercio y el agro. Varios me manifestaron su desconcierto ante mis comentarios que aseguraban un rompimiento entre Duhalde y De Narváez.

La afirmación de mis comentarios- se explicaba en función de los desplantes de De Narváez a varios de los "muchachos peronistas" que lo ayudaron en la campaña, también de la falta de reconocimiento al grueso de un Voto Peronista descontento con este kirchnerismo prepotente y mentiroso, ese sciolismo inoperante y soberbio y todos los ismos locales de cada uno de los 134 distritos que componen el mapa político de la Provincia.

Esos desplantes alejaban cada día más la posibilidad imaginada por los muchachos peronistas de base, militantes disidentes antes, durante, y después de las elecciones de junio.

Por su parte, el regreso anunciado por Duhalde y la reforma política impulsada por el kirchnerismo se constituyeron en hechos que interrumpen el estado de letargo del peronismo disidente: los diputados peronistas "disidentes" electos y los que continúan, comenzaron a tantear el panorama para diciembre.

Tuvo lugar una reunión donde no se descartó un bloque único, aunque con tantos sectores peronistas enfrentados al kirchnerismo, muchos lo pusieron en duda (había demasiados caciques).

Entre los que estuvieron en ese mitin -una veintena- y los que llegan, hay quienes responden a Felipe Solá, a Carlos Reutemann, a Alberto Rodríguez Saá, a Jorge Busti, a Juan Carlos Romero, a Mario Das Neves... y a Eduardo Duhalde.

Un interbloque aparece como la única alternativa. Para presidirlo, suena el nombre de Solá; en los últimos días se le agregó el de Graciela Camaño, a punto de cruzar definitivamente el puente que la alejará del Frente para la Victoria, como muchos otros que abandonarían las filas kirchneristas próximamente.

Leerán que no mencione a De Narváez, porque en ese encuentro ya se lo contaba fuera del esquema peronista; muchos popes peronistas piensan que una unidad de criterios en el Congreso Nacional sería un comienzo para la unificación de todo el peronismo en el accionar electoralista, ya pensando en el 2011.

Las declaraciones vertidas por De Narváez frente a cámaras de tevé y micrófonos de radios de cadenas nacionales, en la tarde del día 30 de octubre durante el 45° Coloquio de IDEA, tuvieron como objetivo desacreditar a Duhalde. Dicho sea de paso, este evento desnudó - todavía más que en ediciones anteriores- la amplia brecha que hoy separa al kirchnerismo del mundo empresarial.

Se contabilizaron numerosos aplausos para las críticas al gobierno, y también se observaron faltazos de funcionarios y empresarios afines (cada vez son menos) al kirchnerismo. Voces que recién ahora se animan a expresar en voz alta lo que antes callaban. Todo apunta a un distanciamiento que parece cada vez más insalvable entre el empresariado nacional y la administración Kirchner.

Volvamos a las declaraciones que corroboran la ruptura de Duhalde y De Narváez, hecho anticipado por este humilde escriba, -que, lejos de hacer futurología política, opta por informarse y recién allí anticipar-.

Ya en una visita reciente al bunker denarvaista en el coqueto barrio de Las Cañitas (que, a decir de un amigo muy peronista, "se parece la casa de Flash Gordon* y no a un lugar peruca"), me percaté de que algo extraño estaba ocurriendo.

Se pasaban informaciones cruzadas; había un marcado descontento con el armado político que quedó en la provincia de Buenos Aires después de las elecciones.

Este armado fue desarrollado por el diputado Nacional electo por Unión Pro, don Alfredo Atanasof, conocido en los ambientes peronistas por su lealtad a Duhalde.

Nuevamente, retomamos el tema de las declaraciones de De Narváez: "Tengo respeto por el ex presidente, pero me parece que lo que hay que discutir son los aparatos o las ideas; si el pasado o el futuro; si lo viejo o lo nuevo. Y voy a ser parte de esa discusión", opinó el diputado de Unión PRO.

También consideró que Duhalde "se equivoca" al anunciar su participación en la interna presidencial del Justicialismo. "Debería darles protagonismo a los dirigentes que hemos surgido en los últimos tiempos con una vocación de renovación"...

Con esto, se atrevía a aconsejar al ex presidente, para insistir luego con una frase que -a mi modesto entender, conociendo algo del peronismo- es lapidaria para aquellos que soñaban con un Duhalde pesidente/ De Narváez gobernador: "Volvemos a la foto de 2003; lo que hay que hacer es que, quienes ya han tenido la oportunidad de conducir los destinos de la Nación, brinden su asesoramiento".

Este contrapunto entre Duhalde y De Narváez, podría -para algunos- enrarecer el clima en el peronismo disidente.

Duhalde ya había descartado a Mauricio Macri -socio político de De Narváez- como candidato a presidente, al calificarlo como "este muchacho de Capital".

También el "Piloto de Tormentas" había aclarado que De Narváez no se podría presentar en las presidenciales. "Si se pudiera presentar un extranjero, yo preferiría que se presente Lula", a lo que el líder de Unión Pro en la provincia de Buenos Aires respondió con ironía: "Yo coincido. Si se pudiera votar a un extranjero yo también lo votaría a Lula".

Aunque dicen que la especulación de De Narváez, llegado el caso, es conseguir un fallo de la Corte Suprema que lo habilite para presentarse como pre-candidato a presidente.

Ante este conflicto con Duhalde, y a la pregunta si él piensa presentarse como candidato a presidente, el diputado dijo: "Antes pensaba en ser gobernador, pero las nuevas circunstancias me llevan a decir: Yo no descarto nada", echando más leña al fuego.

El caudillo de San Vicente había dicho que no descartaba "nada" en las últimas semanas. Ahora, la diferencia estriba en que Duhalde adelantó su voluntad de participar en las elecciones internas del Justicialismo, justo cuando el kirchnerismo lanzó una reforma política para instaurar el sistema de comicios internos abiertos y simultáneos.

El "Negro" -como lo llaman los muchachos íntimos y leales- sabe muy bien por las encuestas que, en una elección llevada a cabo con el sistema propuesto por el gobierno, cosecharía para su alforja más del 37 por ciento de los votos, Reutemann el 17 por ciento, Kirchner el 14 por ciento y el resto de los "presidenciables" (Mario Das Neves, Alberto Rodríguez Saá, José Manuel de La Sota, Juan Carlos Romero y eventualmente Ramón Puerta y Francisco de Narváez) deberán conformarse con repartir los votos restantes.

Ahora, me pregunto, ¿qué harán los diputados dacionales electos Eduardo Amadeo, Alfredo Atanasof, Raúl Rivara, Claudia Rucci, los senadores y diputados provinciales electos y reconocidos por su militancia peronista como el "Tati" Afredo Meckievi de la quinta sección electoral, entre otros? ¿Qué hará Gerónimo "Momo" Venegas, líder de las 62 Organizaciones Peronistas? Creo que la gran mayoría no sacará "los pies del plato". Y me refiero, claro, al "plato peronista", comandado por Duhalde.

A la luz de lo visto, está claro que De Narváez termina haciendo aquello que en su oportunidad hiciera Néstor Carlos Kirchner, esto es, morder la mano que le dio de comer.

Recuerdo que en el Club Atenas de La Plata, el pasado lunes 10 de agosto de 2009, ante una audiencia ciento por ciento peronista (del Pro solo había unas cuarenta almas), De Narváez había manifestado primeramente que era peronista.

Palabras que fueron puestas en duda por muchos de los muchachos peronistas asistentes al acto, desde antes de las elecciones.

Dijo también De Narváez que no iba a olvidar, que había llegado al Congreso de la Nación "de la mano de Chiche Duhalde", esposa de la persona a la cual él mismo, junto con Mauricio Macri y Felipe Solá, acudieron para poder ganarle la elección legislativa a Néstor Kirchner y sus candidatos "testimoniales". En aquel tiempo, se volvía necesario el padrinazgo de Don Eduardo Duhalde, y el uso de la tropa duhaldista. La historia, entonces, vuelve a repetirse...

No pocos gustarían recordarle a De Narváez que comprenda que él no ganó el 28 de junio. Tampoco ganaron sus millones de pesos invertidos en propaganda. Ganaron los millones de peronistas y algunos no peronistas que votaron contra Kirchner, contra Scioli, contra los senadores y diputados tanto provinciales como nacionales. Que optaron por lo opuesto a los intendentes y concejales obsecuentes y serviles del kirchnerismo. Que votaron contra el clientelismo, los piqueteros "K" y contra una forma de hacer política que nada tiene que ver con el peronismo.

Y si es hombre que sostiene su palabra, cualquiera se encuentra en posición de solicitarle que posteen en su página web, el video completo de sus declaraciones en el Coloquio de Idea de Mar del Plata, así como también el audio de lo que manifestó por Radio Mitre.

En esas expresiones, desacreditaba a Duhalde y lo comparaba con Néstor Kirchner. Pero el material fue editado, evitándose subir la porción en la que opina que la candidatura de Duhalde es como "volver a una foto del 2003". Pero tal vez, el equipo de De Narváez ha optado por editar el material, para luego poder desmentir sus propias palabras, e incluso emprenderla contra los periodistas por "sacar palabras de contexto".

Finalmente, soy de la consideración que, de no mediar un milagro, Ud., señor Francisco De Narváez, ya es historia para los peronistas… Lástima, porque entre bambalinas, Néstor Carlos Kirchner festeja…! Porque Usted, termino siendo funcional al "kirchnerismo".

Referencias

* Flash Gordon: personaje de historieta futurista que cumplió 76 años desde su aparición, creación del dibujante Alex Raymond. Ícono de la ciencia ficción hasta el surgimiento de la saga Star Wars de George Lucas. El héroe se movilizaba a través de escenarios con ciudades y edificios de tónica retro pero a la vez futurista. En medio de armas casi medievales y pistolas de rayos, con otros protagonistas que representaban héroes "de una pieza", acompañados de mujeres hermosísimas.

Comentá la nota