De Narváez echó a dos diputados por "traidores"

De Narváez echó a dos diputados por "traidores"
Votaron a favor de la ley de presupuesto; denuncia judicial
Julio Ledesma y Patricia Susana Gardella, dos diputados nacionales del peronismo disidente, fueron expulsados del bloque legislativo de Unión Pro porque apoyaron al kirchnerismo, el jueves pasado, al votar la ley de presupuesto 2010. El líder de ese sector, Francisco de Narváez, los consideró "traidores del compromiso que asumieron con la ciudadanía" y anunció que el lunes recurrirá a la justicia electoral para que le impida a Ledesma renovar la banca el 10 de diciembre.

Ledesma, un dirigente sindical de La Matanza que logró la reelección como diputado de Unión Pro el 28 de junio (era octavo en la boleta que encabezó De Narváez), rechazó la expulsión y dijo: "No pertenecemos a Unión Pro desde el 28 de junio y ya conformamos nuestro propio bloque, la Corriente Peronista Federal, así que nos están echando de un lugar del que nos fuimos hace meses". Negó que vaya a convertirse en oficialista pese a su pasado como hombre de confianza de Néstor Kirchner entre 2002 y 2005.

Pero De Narváez se mostró furioso: "No vamos a aceptar traiciones. Estoy indignado por la falta de conducta y por traicionar el compromiso que asumimos ante los ciudadanos", declaró ayer en Córdoba el hombre que venció a Kirchner en junio. Añadió que la decisión de expulsar a los legisladores fue adoptada junto con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, su socio principal en Unión Pro.

Allí anticipó que, el lunes, el apoderado del partido realizará una presentación ante el juez federal con competencia electoral en Buenos Aires, Manuel Blanco, para que le impida al diputado jurar y asumir su banca.

Señaló que el planteo se basa en "no haber cumplido la disciplina partidaria y haber adherido al modelo que Unión Pro ha confrontado en las últimas elecciones".

Se da así una situación comparable a la de Eduardo Lorenzo Borocotó, que ganó una banca en 2005 como opositor, con la lista del Pro Capital y anunció días después su pase al bloque kirchnerista. Pro lo denunció ante la Justicia para impedirle que asumiera su banca y lo propio hicieron algunos votantes que se sintieron estafados, pero ninguna de los dos iniciativas legales prosperaron.

Pero Ledesma no acepta esas comparaciones, porque dice que lo suyo no fue un pase al kirchnerismo. "No voy a ser oficialista y voy a votar en contra del Gobierno cada vez que sea necesario", dijo el legislador. Y defendió su voto a favor del presupuesto 2010: "Estamos convencidos de que hay que darle al Poder Ejecutivo las herramientas que necesita para gobernar. Tuve la altura moral y política de votar de acuerdo a mis convicciones y de acuerdo a las necesidades y la cultura del peronismo".

Ledesma arremetió contra De Narváez: "La traición tiene que ver con no presentar leyes con contenido social, con ni siquiera ir a las sesiones. Me saqué la mordaza y voy a poder hablar, porque, hasta ahora, estuve esperando que el presidente de mi bloque hablara, pero nunca lo hizo. Nos acusa de traición alguien que sólo sabe hacer política ladrándole a la luna".

Entre 2002 y 2005, Ledesma estuvo cerca de Kirchner. Lo apoyó en la campaña presidencial y fue asesor de él en la Casa Rosada, cargo al que renunció cuando fue aquejado por una grave enfermedad intestinal que lo dejó en coma.

Al recuperarse y con la renuncia de Francisco Gutiérrez y de Alberto Balestrini a la banca de diputados, entró en la Cámara por la lista del Frente para la Victoria. Pero rápidamente se pasó al bloque de Francisco de Narváez y obtuvo para Patricia Gardella -quien siempre lo acompañó en su carrera- la candidatura a diputada nacional. Gardella entró a la Cámara baja luego de la renuncia de Jorge Macri, lo que le permitió acceder a una banca.

Tras los cortocircuitos entre Mauricio Macri y De Narváez, Ledesma se corrió con Juan José Alvarez al macrismo y así logró ser parte del tercio de candidatos que Macri colocó en la boleta electoral que se votó en junio pasado. Los otros dos tercios los colocaron Felipe Solá y De Narváez. Así, en los últimos comicios fue reelegido, esta vez por las filas de Unión Pro. Renovará su mandato en diciembre hasta 2013, mientras Gardella finaliza en 2011.

Los hombres más cercanos a De Narváez destacaron que con su denuncia ante la Justicia logran diferenciarse de Carlos Reutemann, otro opositor que enfrentó el desafío de su compañera de bancada, Roxana Latorre, que ayudó a emitir el dictamen de la ley que prorrogó facultades extraordinarias para el Gobierno. En esa oportunidad, el senador santafecino echó a Latorre del bloque, pero no accionó en la Justicia para impedirle renovar la banca.

Además, Unión Pro envió ayer al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, la nota en que anunció la expulsión del bloque de los dos legisladores.

Ultimos aliados

DORA SANCHEZ

Senadora - UCR (Corrientes)

* Votó con el Gobierno la ley de medios. Era cobista. Dijo que lo hizo por necesidades de su provincia.

PATRICIA GARDELLA

Diputada - PJ disidente (Buenos Aires)

* Es compañera de bloque de Ledesma y votó como él en el Presupuesto 2010.

CARLOS SALAZAR

Senador F. Republicana (Tucumán)

* Era el médico del general Bussi. Votó en favor de la ley de medios la semana pasada.

RAUL PAROLI

Diputado F. Cívico (Catamarca)

* Responde al gobernador Brizuela, en teoría aliado de Cobos. Votó en favor del presupuesto.

ADRIANA TOMAZ

Diputada Paufe (Buenos Aires)

* Entró en la Cámara con la lista del ex comisario Luis Patti, enemigo declarado de los Kirchner. Aprobó el presupuesto.

Comentá la nota