De Narváez desafió a Kirchner a debatir

"Creo que atrás de la boca y las palabras hay que poner los hechos", lanzó el candidato opositor. Además, reiteró que recusará al juez que lo citó por la causa de la efedrina y dijo que se hizo "un montaje" para evitar la discusión de ideas.
El primer candidato a diputado nacional por Buenos Aires del frente opositor Unión-PRO, Francisco de Narváez, desafió hoy abiertamente a su principal contendiente, el ex presidente Néstor Kirchner, a debatir. Y al tiempo que reiteró que recusará al juez que lo citó en el marco de una causa por el contrabando de efedrina, sostuvo que esa citación no es más que "un montaje" para evitar, justamente, la discusión de ideas.

"Le digo a Kirchner que venga a debatir ya que representa el modelo. Me gustaría debatir sus ideas de frente a la gente. Creo que atrás de la boca y las palabras hay que poner los hechos", lanzó, en diálogo con La Red, De Narváez, a quien el oficialismo sigue azuzando con la indagatoria a la que lo llamó el juez Federico Faggionato Márquez.

Con respecto a esa causa, en la que De Narváez está vinculado a través de unos llamados que se hicieron desde un celular de su flota a un teléfono del principal acusado, Luis Segovia, en 2006, el candidato opositor reiteró que "hoy o mañana" va a presentar una recusación contra el magistrado. También, que va a ir a la Justicia "cuando esté administrada por un juez independiente" pero no se va a "dejar arrastrar por un show mediático".

"Indudablemente nos atacan porque representamos la oportunidad para ponerle freno a esta política kirchnerista", sostuvo el diputado –se presenta para renovar su mandato- con respecto a la causa. "Es un montaje para que la elección no sea lo que tiene que ser como un debate de ideas sin ninguna maniobra", agregó.

También le contestó al ex presidente Kirchner, que ayer había dicho que contra él se hicieron "73.500" denuncias y nunca dijo que era perseguido. "No tengo la ventaja que él tiene de 73.500 causas, para mí esta es la primera", ironizó el empresario.

Comentá la nota