De Narváez dejó abierta la posibilidad de conformar una "fuerza transformadora" junto a Breitenstein

Francisco De Narváez arribó esta tarde a nuestra ciudad para encabezar el acto de presentación de los candidatos locales y seccionales de Unión PRO, junto a la porteña Gabriela Michetti.
Antes de ingresar al Teatro Rossini, el postulante a una banca en el Congreso Nacional dejó abierta la posibilidad de trabajar de manera conjunta con el intendente Cristian Breitenstein en un futuro. "Tengo un gran respeto por el jefe comunal y, si bien hoy podemos ser adversarios políticos, mañana podremos sumarnos en una fuerza transformadora que deje en claro que en la provincia de Buenos Aires la política puede hacerse de otra forma", disparó.

Asimismo dijo que comprende las dificultades que debe enfrentar el intendente con un gobierno kirchnerista que "quiere usar a las intendencias" a cambio de darles obras públicas que "nunca terminan de llegar". "Esa no es la manera de gobernar. No se pueden tener intendentes amigos y enemigos sino que hay que tratar a todos por igual", enfatizó.

En otro orden, aclaró que "no hay divisiones" con Felipe Solá, y explicó luego que el ex gobernador no lo acompañó esta tarde porque se encuentra recorriendo la Capital Federal. "Estamos recorriendo todo el país junto a Mauricio Macri, Gabriela Michetti y Felipe. Adelantaron los comicios y debemos llevar nuestras propuestas a la mayor cantidad de lugares posibles", indicó.

Finalmente hizo referencia al escrache sufrido anoche por el gobernador Daniel Scioli: "queremos que esta campaña transcurra en el marco de los debates de las ideas, de las propuestas pero jamás de las agresiones y de este tipo de violencia que descalifica a toda la política". "Espero que haya sido un caso excepcional y que esto se termine acá", concluyó.

Comentá la nota