A De Narváez lo dejaron sin partido.

La justicia electoral declaró la caducidad de su sello, al igual que otros como la Ucedé y el MST.
LA PLATA.- El diputado nacional Francisco de Narváez tendrá que buscar un nuevo sello político para los comicios de octubre, en los que aspira a revalidar su papel como opositor del kirchnerismo en Buenos Aires: la Junta Electoral provincial declaró la caducidad de Unión Popular, la fuerza que lidera De Narváez.

La justicia electoral tomó la decisión de dar de baja a la Unión Popular debido a que en los comicios de 2005 y 2007 esta fuerza política no alcanzó el 2% de votos sobre el padrón electoral exigido por ley.

Otros ocho partidos políticos también fueron dados de baja. Entre ellos, figuran algunos de larga trayectoria a nivel nacional, como la Unión de Centro Democrático (Ucedé). También sufrieron el mismo castigo el Movimiento al Socialismo (MAS), el Partido Socialista Auténtico (PSA), el Partido de los Comunistas de la Provincia de Buenos Aires y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST).

La caducidad rige sólo para la provincia de Buenos Aires: no tendrá efectos para la participación de esas fuerzas en el orden nacional en el caso de tener representación en otros distritos.

Otras fuerzas afectadas por la medida, de carácter vecinal, son Más Vicente López, Acción Comunal por San Antonio de Areco y la Junta Vecinal Independiente de Lomas de Zamora.

Todos estos movimientos deberán aguardar hasta las próximas elecciones para volver a inscribirse formalmente ante la justicia electoral por no cumplir con el inciso C del artículo 46 (caducidad y extinción) de la carta orgánica de los partidos, que establece un mínimo de alrededor de 200.000 votantes.

De Narváez, el más famoso de los políticos afectados por la decisión de la Junta Electoral, quiere competir en octubre a la cabeza de una lista opositora unificada. Pide, para eso, una elección interna abierta entre todos los dirigentes con intenciones de enfrentar al kirchnerismo, como Felipe Solá y Margarita Stolbizer.

Comentá la nota