De Narváez criticó al Gobierno por la "falta de redistribución".

Sobre el final de la campaña electoral, el primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del frente Unión- PRO, Francisco De Narváez, visitó Avellaneda y cargó contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner al asegurar que "se dice progresista pero no hizo mejoras en salud, trabajo y educación". Estuvo acompañado por el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Ángeli, que acusó que "no se hizo nada con la plata de las retenciones".
El primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires del frente Unión- PRO, Francisco de Narváez, encabezó ayer una recorrida por la Isla Maciel y la zona céntrica de Avellaneda, en otra visita de campaña en la que le pegó al Gobierno nacional por la "falta de redistribución".

En una fuerte jugada contra el oficialismo, el candidato de la alianza del peronismo disidente y el macrismo estuvo acompañado por el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos y acérrimo crítico del Gobierno, Alfredo De Ángeli.

Pero además de la presencia del dirigente agrario, De Narváez caminó acompañado de las candidatas a diputada provincial de Unión - PRO Mónica López y a legisladora nacional Silvia Majdalani y por los postulantes a concejales José Alessi y Daniel García.

La caminata arrancó cerca de las 10 en la Isla, en la intersección de las calles Montaña y Carlos Pellegrini, donde dialogó con los vecinos del lugar. En medio de los reclamos por las condiciones del barrio, el candidato a diputado criticó al Gobierno de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al asegurar que "se dice progresista, pero no ha hecho mejoras en materia de trabajo, salud, educación, vivienda e infraestructura social".

En tanto, De Ángeli apuntó que "no se ha hecho nada con la plata que le sacaron al campo por las retenciones" y remarcó que el oficialismo "tiene que decir qué se hizo con los cien millones de pesos".

"A nosotros, los del campo, nos acusan de no distribuir, pero es el Gobierno el que no destina la plata a las obras. Vengo a la Isla Maciel y veo con mis propios ojos que no han hecho nada y pregunto ¿qué hicieron con la plata que le sacaron al campo?, apuntó el ruralista entrerriano.

Luego de la visita al barrio, la comitiva se trasladó a la céntrica plaza Alsina, donde los esperaba una multitud que desde hacía varias horas se había instalado con mesas y afiches del candidato. Desde allí emprendieron otra caminata por la avenida Mitre y conversaron con comerciantes y transeúntes.

Con pedidos de mejoras en la seguridad pública y la higiene de la ciudad, De Narváez y De Ángeli lamentaron "la ausencia del Estado y la falta de redistribución".

Así, los dirigentes cosecharon el respaldo de gran parte de los vecinos, quienes acompañaron la recorrida. Por caso, una gran concentración en la esquina de Alsina y Mitre hizo que por unos diez minutos se detuviera el tránsito en el lugar.

En tanto, en rueda de prensa, el ex dueño de Casa Tía aseguró que "hay una forma de gobierno que se termina y viene otra en la que los funcionarios públicos tienen obligaciones" y remarcó que "se acabó el gobierno de los amigos y los favoritismos."

Además, le apuntó directamente al primer candidato a diputado nacional por la Provincia del oficialismo y líder del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, quien, horas después, también encabezaba un acto en el distrito.

"Tiene la obligación de debatir ideas y defender lo que el llama el modelo. Los ciudadanos antes de votar deben saber qué vamos a proponer y a apoyar en el Congreso", concluyó De Narváez.

Comentá la nota