De Narváez confirmó que verá a Solá y Macri, pero pidió internas

El dirigente anti K no resigna su aspiración por encabezar una lista para diputados.
Gustoso acepto el camino que Mauricio (Macri) ha marcado, por lo que me sumo a su convocatoria. Espero su llamado para que podamos juntarnos mañana (por hoy) o pasado". Francisco de Narváez, al volver ayer de Mar de Ajó, donde por la mañana vio la carrera de TC ("soy hincha de Ford"), mostró su entusiasmo, en diálogo con Clarín, por la invitación de Macri a realizar una cumbre bonaerense, que permita alumbrar en ese distrito, una opción electoral opositora al kirchnerismo y distinta a la alianza que vienen tejiendo la UCR, la Coalición Cívica y el cobismo.

"Faltan 259 días para las elecciones; así de ansioso estoy", confesó De Narváez, quien aspira en octure próximo a renovar la banca de diputado nacional que consiguió el 2005, cuando fue cuarto en la lista duhaldista.

Este fin de semana, Clarín adelantó el llamado de Macri realizado más allá de la General Paz. "Estoy convocando a ambos a una reunión para que el PRO, que ya fue con De Narváez, ahora lo haga también con Solá. Son dos referentes grandes en la Provincia", dijo el jefe de Gobierno porteño.

"A Mauricio le dejé un mensaje por su cumpleaños y espero su llamado para la reunión. Creo que debe ser abierta, sin misterios", agregó De Narváez. Sobre Solá, admitió no haberse comunicado últimamente. "Pero no puede haber una reunión de peronistas (disidentes) en la que no esté Felipe. Es fundamental para unir al peronismo de la Provincia. Felipe y Francisco, por separado, son mucho menos que Felipe y Francisco juntos", sostuvo.

De Narváez, aliado con el PRO bonaerense (cuyo referente es el diputado provincial y primo de Mauricio, Jorge Macri) participó de las elecciones a gobernador, en 2007, quedando detrás del oficialismo (Daniel Scioli) y de la Coalición Cívica (Margarita Stolbizer).

Cerca de Macri contaron que anteayer, antes de hablar con Clarín, el jefe de Gobierno los llamó a ambos para ponerlos al tanto del tema. Y agregaron que anoche habría un primer encuentro del trío. Este diario intentó contactarse varias veces con Solá, quien mantuvo silencio de radio.

El PRO bonaerense quiere llevar a Jorge Macri como cabeza de la lista de diputados nacionales. Ese primer lugar, también es perseguido por Solá y De Narváez. "Siempre pensé que las candidaturas deberían resolverse por una interna o consulta abierta", confirmó ayer De Narváez. Esta posibilidad no conforma al PRO. "Alguien con malicia y un pequeño aparato electoral, te puede hacer un desastre en una interna abierta. Creo que los candidatos deberán surgir por consenso. Si queremos gobernar Buenos Aires, tenemos que ser capaces de acordar una lista", sostuvo Jorge Macri.

"Siempre está el temor de que haya pícaros en los procesos electora, pero necesitamos audacia; la gente tiene que ver que nosotros somo distintos a la política tradicional", replica De Narváez.

"La reunión puede definirse antes del miércoles; estamos viendo dónde puede ser el encuentro", se sumó Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gabinete macrista y uno de los armadores de esta movida. "Esta es una fuerte apuesta de Mauricio a nivel nacional", agregó.

Mientras, Chiche Duhalde mira con expectativa el acercamiento entre peronistas disidentes y el PRO. Pero ayer, en declaraciones radiales, le tiró un par de dardos a Solá, como para dejar en claro su simpatía con De Narváez. "A Francisco (De Narváez) lo he visto siempre muy coherente. Pero Felipe (Solá) tiene unas dosis de inseguridad importante, es como el adolescente", dijo Chiche, y recordó que su (influyente) esposo, "lo llevó a ser diputado, vicegobernador, gobernador, le ofreció la presidencia de la Nación". "Es esa cosa adolescente eso de 'renegar de quien me condujo', pero al mismo tiempo lo necesita. Felipe Solá es una buena persona, es una persona honesta, ha hecho una gestión con muchos errores, pero en una gestión difícil", concluyó.

Comentá la nota