De Narváez apuesta a la provincia de Buenos Aires, pero coquetea con una candidatura presidencial

El diputado ratificó que participará de las internas del PJ disidente en 2011 y dijo a lanacion.com que su "vocación" es gobernar territorio bonaerense, aunque no descartó pelear para suceder a Cristina; cómo imagina el nuevo Congreso el hombre que le ganó a Kirchner
Los meses frenéticos de la campaña quedaron atrás. Incluso la euforia del triunfo sobre el kirchnerismo a principios de mes, cuando se repartió el poder en la Cámara de Diputados y volvió a jurar por un nuevo mandato. Francisco de Narváez está distendido. Y se le nota. En la cara, en el habla, en la manera de caminar y hasta en la ropa. El último sol del día entra por el balcón de su coqueta y rústica oficina de Las Cañitas donde teje sus estrategias políticas.

El roble de la mesa cuadrada se combina con el ladrillo, y el color mostaza de las paredes con el negro de las sillas de oficina. Sin dejar de comer caramelos masticables de frutilla, habló con lanacion.com de los escenarios que imagina con la puesta en marcha del nuevo Congreso y ratificó sus proyectos políticos para 2011.

Aunque se encargó de insinuar que podría pelear por la presidencia, aseguró "tener el norte" puesto en la provincia de Buenos Aires. A sus espaldas, la gigante rosa de los vientos que domina una de las paredes de su oficina, parecía desmentirlo. La imponente imagen muestra los puntos cardinales invertidos y con un curioso faltante: la N de la guía que dice tener en mente.

- ¿Cómo va a hacer la oposición para lograr acuerdos cuando los temas no provoquen posiciones unánimes como ocurrió con las autoridades y las comisiones de la Cámara?

- Con la propia dinámica de la política. Los proyectos no necesariamente tienen que nacer con acuerdo previo, como ocurrió el 3 de diciembre en Diputados. La clave estará en nuestra habilidad para lograr consenso sin abandonar los ejes centrales de los proyectos que vamos a impulsar.

- ¿Cómo van a hacer para superar la atomización de bloques del PJ disidente en Diputados?

- En el Bloque Federal, que es el que integro y que preside Felipe [Solá], hay unidad de criterio. Con los diputados del bloque de [Graciela] Camaño hay cosas en las que vamos a coincidir y otras en las que no. Esto es parte de lo que va a ir sucediendo en el Congreso: la gimnasia permanente de la búsqueda de consensos. De todas maneras, creo que antes de buscar el número hay que buscar las convicciones por las que uno fue elegido. Y eso es importante. No voy a cambiar las convicciones por las que fui elegido para lograr acuerdos.

- ¿Qué opina de la cercanía de Solá con Duhalde?

- No me consta.

- Pero el propio Solá la reconoce

- Por eso digo. No me consta que estén en una construcción política conjunta. Me parece bien que todo el mundo hable con quien quiera hablar y en la provincia de Buenos Aires Duhalde es una figura muy importante.

- ¿Qué le aporta al PJ disidente?

- La experiencia de 35 años de hacer política en el territorio más complejo del país.

- ¿Puede la imagen de Duhalde jugarles en contra?

- Habiendo llegado a la política hace relativamente poco, no cometería el error de privarme de conversar con nadie. No tengo ningún preconcepto a la hora de conversar. Después tomo mis propias decisiones.

- Desde el punto de la percepción social, ¿el acercamiento a Duhalde no podría perjudicarlos?

- Es una decisión que no me compete a mí solo. He caminado la provincia con Duhalde y con Chiche [Duhalde] durante la campaña y siempre nos ha sumado. Para algunos públicos puede ser más agradable que para otros, pero me parece que no hay nada nuevo bajo el sol.

- Concretamente, ¿qué cambia para el kirchnerismo en el Congreso a partir del año que viene?

- No poder imponer el número.

- ¿Y ustedes van a poder imponer una agenda?

- No me gusta la palabra imponer. En todo caso, proponer. Lo que queda claro es que, como nadie va a tener la mayoría per se, la vamos a tener que construir con la dinámica de la política que es buscar consenso.

- ¿Cree posible que el Gobierno reduzca al mínimo la actividad del Congreso?

- No lo creo. Si nosotros, las oposiciones, tenemos el número podemos llamar a sesión e iniciarla. La cancha está nivelada, está pareja. Dentro de lo que permite el reglamento, si el oficialismo no quiere sesionar, creo que va a haber consenso en la oposición para avanzar hacia el debate.

-¿Tiene el Gobierno margen para recurrir al veto?

- Si hay leyes que afectan la caja, probablemente veten, porque es el eje de la construcción kirchnerista: sostener la caja para dominar las provincias y al conurbano en particular. Va a depender del grado de consenso. Creo que sería un error vetar leyes que tengan fuerte apoyo de la oposición.

- ¿A quiénes ve compitiendo en la interna del PJ por la presidencia?

- A De Narváez.

- ¿Y a quiénes se imagina como competidores?

- Me imagino que del oficialismo habrá alguien. Además están [Mario] Das Neves, Duhade, Solá. Que florezcan mil flores. Eso es bueno.

- ¿Cree que Kirchner finalmente va a ser candidato?

- Va a especular y decir que va a ser candidato hasta último momento. Es su forma de sostenerse en el poder. No sé qué va a decidir en junio de 2011, pero si están dadas las condiciones mínimas, creo que sí, que va a ser candidato.

- ¿Y Macri?

- No dentro de la interna del PJ. Ya dijo que va a competir por afuera.

- ¿Qué cree que piensa alguien que lo votó para que sea diputado y lo escucha decir que quiere ser candidato a gobernador e incluso a presidente en 2011?

- Mi vocación es la provincia de Buenos Aires. Al ciudadano que me votó le digo que soy fiel a lo que eligió el 28 de junio y que voy a defender a la provincia.

- Pero dejaría de ser diputado

- Sí. Pero la mayoría de los países construyen sus candidaturas presidenciales o gubernamentales desde el Congreso. Es el caso de [el presidente del Partido Popular Español, Mariano] Rajoy y [Barack] Obama. Es natural que las candidaturas ejecutivas surjan del poder legislativo.

- ¿Cree que finalmente va a poder ser candidato a presidente?

- Mi vocación es la provincia de Buenos Aires. Y las limitaciones para ser candidato en la provincia son las mismas que existen para ser candidato a presidente. Pero no es algo que me desvele. Mi norte está puesto en la provincia de Buenos Aires.

- ¿Cómo evalúa la designación de Abel Posse como ministro de Educación porteño?

- Creo que la gestión en el área de Educación es de las más complejas. Yo hubiera buscado un perfil más técnico, un conocedor del ámbito de la educación, que requiere un conocimiento específico que Abel Posse con su trayectoria de escritor claramente no tiene.

- ¿Macri se equivocó?

- Digo lo que yo hubiera hecho: hubiera elegido a una persona con conocimientos más inherentes a la experiencia probada en educación.

Comentá la nota