El narcotráfico y la trata de personas, temas centrales del Consejo de Seguridad Interior

El narcotráfico y la trata de personas, temas centrales del Consejo de Seguridad Interior
El Chaco será una de las primeras provincias en las que se instrumentará un nuevo programa de desarme de la población, pero antes se esperará a que el Congreso apruebe una ley de confidencialidad que reserve la identidad de las personas que entreguen al Estado las armas que hoy tienen en su poder.
Así lo adelantó ayer el ministro de Gobierno, Domingo Peppo, tras participar de una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Interior, en el que los temas centrales fueron la lucha contra el narcotráfico y contra la trata de personas.

Llegar a los narcos

Peppo, en declaraciones a FM Universidad, dijo que el gobierno nacional "quiere mejorar el trabajo contra el narcotráfico, teniendo en cuenta la influencia que tiene en el delito, y se habló de la necesidad de articular acciones entre las fuerzas federales y las provinciales, dando los recursos necesarios y mejorando la inteligencia para llegar a los narcotraficantes y no quedarnos en el consumidor final".

Al mencionársele que hay preocupación en la región por la presencia de grupos colombianos y mexicanos ligados al mundo narco, el ministro dijo que en el caso del Chaco "hay un riesgo planteado por la importancia que tiene toda la zona norte para el paso de la droga, por lo cual es valioso contar con algunas obras, como la instalación del nuevo radar en Resistencia para controlar y detectar los vuelos ilegales, tema en el que también está pendiente una ley de derribe, porque actualmente sólo se puede fotografiar e identificar al avión que ingresa ilegalmente al país".

Peppo dijo que las provincias, en el encuentro, plantearon el pedido "de una mayor articulación en información y recursos, para que se pueda trabajar más fuerte en esta cuestión.

Hay áreas de drogas en las policías que son recientes, y no tienen equipamiento ni la experiencia, así que se habló de capacitación en forma inmediata y en lo que hace a recursos también se comprometieron respuestas".

En cuanto a la trata de personas, dijo que es un delito "con mucho auge, para el cual hay ahora un trabajo nacional al que se irán adhiriendo las provincias, porque es un tema importante en la agenda de la seguridad, tanto para la nación como para las provincias".

También recordó que el año pasado se aprobó en el Congreso una ley para un abordaje especial del tema. Peppo dijo que las provincias del norte son las que más son utilizadas para captar personas, como el caso de jóvenes que luego son esclavizadas en otros puntos del país para el ejercicio de la prostitución. Tampoco faltó un análisis relacionado con la violencia en espectáculos deportivos, un tema que lleva décadas sin ser resuelto.

"Se planteó la necesidad de un apoyo federal para las fuerzas provinciales, para fortalecerlas en la lucha contra la inseguridad, y hubo un compromiso de buscar recursos con ese fin", dijo.

Compra de armas

Otro punto tratado fue el del programa nacional para retirar armas de manos civiles, para lo cual se lanzó una campaña de compra que dio como resultado el rescate de 104.000 armas en todo el país. Peppo dijo que en el Chaco "fueron 4.000 a 5.000".

Además, adelantó que la continuidad del programa "dará inicio en la provincia del Chaco, pero está pendiente una ley para mantener la confidencialidad de las personas que entregan el arma. Nosotros queremos llevar adelante un programa provincial, pero sin esta ley, que debe ser de carácter federal, no lo podemos hacer. Nos dicen que el proyecto ya está con despacho en las comisiones, y que en pocas sesiones se aprobaría. Entonces el Chaco sería una de las primeras en lanzar este programa", indicó.

Comentá la nota