Narcotráfico, en la agenda común

Cristina Kirchner y Calderón hablaron de la guerra contra las drogas, en medio del caso de la venta de efedrina
Más allá de los acuerdos comerciales y el relanzamiento de la relación bilateral, la reunión que Cristina Kirchner mantuvo con su par de México, Felipe Calderón, tuvo como prioridad abordar la problemática del narcotráfico, a tal punto que la propia Presidenta pidió que se difundiera a los medios lo que había hablado en el encuentro privado en su despacho sobre el tema.

"Sería bueno que los países consumidores tomaran recaudos", propuso Cristina Kirchner, y advirtió sobre el poder de los narcotraficantes. "Poseen elementos sofisticados y con las cifras que manejan uno entiende la magnitud y la profundidad de lo que se enfrenta", sostuvo.

"Lo felicito; lo felicito", se le oyó decir a la Presidenta sobre las acciones que había tomado Calderón para combatir el narcotráfico en su país. Cristina celebró la decisión del gobierno de Calderón "de no detenerse ante ninguna jerarquía y ninguna relación, sea interna o internacional", según sus propias palabras.

Además, opinó: "Es bueno que la gente vea que su presidente es el que encabeza la lucha y haga caer a algún comprometido, sea quien sea".

Las declaraciones de la Presidenta fueron, en rigor, parte de la conversación privada que mantuvo con Calderón, que no suelen ser difundidas a los medios. Pero Cristina Kirchner ordenó ayer que ese diálogo se diera a conocer, a pesar del mal sonido que tenía el registro del encuentro realizado en la Casa Rosada.

Buen policía

En esa charla informal, Cristina Kirchner se explayó: "¿Cuánto le podemos pagar a un buen policía, 3000 dólares?". "Ellos [por los narcotraficantes] pueden pagarle 30.000, y si nosotros le pagamos 5000 dólares, ellos pagan 25.000", se imaginó la jefa del Estado.

En la agenda del presidente de México, prevista con antelación, se debió agregar como un tema de alta prioridad la lucha contra el narcotráfico en la Argentina tras la aparición de los recientes casos policiales que dejaron al descubierto la venta de efedrina a carteles mexicanos que la usan como precursor para la elaboración de drogas sintéticas.

De hecho, en la reunión de ambos presidentes se firmó un memorando de entendimiento entre la Procuraduría mexicana y el Ministerio de Justicia para combatir delitos relacionados con el narcotráfico (de lo que se informa en la página 13).

Además, tras ese acuerdo, el ministro Aníbal Fernández adelantó que en dos semanas viajará a Ciudad de México una delegación de la Policía Federal para establecer contactos y comenzar a trabajar en conjunto.

Según informaron a LA NACION fuentes oficiales, Calderón se explayó sobre el tema en la reunión con la Presidenta. "Dijo que la Argentina está en una etapa que ellos ya pasaron", pero, optimista, consideró que se está "a tiempo de tomar medidas positivas".

Comentá la nota