Los narcos mexicanos adoptan los hábitos de la mafia italiana

Como la cocaína es cada vez menos rentable, extorsionan y cobran por "protección"
CIUDAD HIDALGO, México.? Los comerciantes de esta localidad montañosa llena de pinos casi recitan de memoria la lista de pagos por concepto de "protección" que deben hacer al cartel de las drogas de La Familia para seguir operando: ocho dólares mensuales por un puesto en un mercado callejero, 2400 por una concesionaria de automóviles o una firma proveedora de materiales para la construcción.

Los carteles de la droga se han convertido en verdaderas mafias que extorsionan, cobran tarifas a cambio de protección y trafican de todo, desde personas hasta películas piratas en DVD. La cocaína ya no genera tantas ganancias y resulta cada vez más difícil burlar a las autoridades de México y Estados Unidos, por lo que los narcotraficantes se han volcado a otras actividades, incluidas algunas que son relativamente más sencillas y redituables que las drogas.

Si uno no paga su "protección" a los narcos, sufre una paliza. Los reincidentes pueden perder la vida. "Si está La Familia... te llegan y te golpean. Cada día llegan los madreados [golpeados] al hospital??, comenta el mecánico Jesús Hernández.

Hace dos años y medio el presidente Felipe Calderón lanzó una campaña feroz contra el narcotráfico, en la que ya han muerto 11.000 personas y que convirtió localidades rurales tranquilas, como Ciudad Hidalgo, en campos de batalla.

Las bandas de delincuentes se están insertando ahora en la sociedad mexicana como nunca antes, lo que hace que resulte más complicado combatirlas. Manejan empresas, generan empleos y ofrecen servicios sociales en sitios donde el gobierno no se hace presente.

"Hoy, los narcos tienen grandes empresas, son personas preparadas, profesionales??, expresó la legisladora Yudit del Rincón, de Sinaloa, estado controlado desde hace tiempo por el cartel del mismo nombre. "Son empresarios del año. Incluso encabezan causas sociales y fundaciones de ayuda, para camuflarse y esconderse en una imagen de buen ciudadano, de buen empresario, y desafortunadamente, también de político."

Las autoridades no habían hecho mucho por frenar esta expansión hasta ahora, y las medidas que se están tomando no han dado demasiados resultados todavía.

En Arteaga, una ciudad de Michoacán, el capo de La Familia, Servando Gómez Martínez, es venerado porque ayuda a la gente con alimentos, ropa y hasta atención médica. "Tiene la fama de un hombre que ayuda a la gente. Es un hombre de campo como nosotros, que usa guaraches [sandalias campesinas de cuero]??, expresó un campesino, apuntando con su mano hacia sus propias sandalias.

"Esto es como Chicago cuando Al Capone manejaba todo", comentó un agente estadounidense que no dio su nombre porque no estaba autorizado a hablar del tema. "Controlan todo, desde los lustrabotas hasta los choferes de taxis."

El tráfico de bienes pirateados y de otros artículos contrabandeados estaba en manos de bandas pequeñas, organizaciones familiares o de barrio. Eso cambió en los últimos años, período en el que aumentó la represión al narcotráfico y disminuyeron los ingresos de la cocaína.

Las bandas de narcotraficantes respondieron creando un mercado interno para la droga y repartiéndose el territorio, usando estructuras casi corporativas y la violencia para controlar otras actividades ilícitas.

Una compañía

Las autoridades dicen que su forma de operar, que incluye el cobro de "impuestos", se parece mucho a la de la mafia italiana. "Adoptan modelos empresariales como si fuesen compañías con concesionarias, excepto que apelan a la violencia", dice un informe de la policía federal.

En la actualidad, los narcos se llevan una tajada de casi todas las transacciones realizadas en ciertos sectores. Javier, propietario de un pequeño negocio de videos en Ciudad Hidalgo, estaba tan molesto con el control que ejerce La Familia sobre la ciudad que decidió vender su casa y envió a sus dos hijas a otro estado.

"Vivimos con tanto miedo que tuve que mandar mis hijas a vivir a Jalisco", expresó. Su negocio se vino abajo ante la competencia de los vendedores callejeros de DVD pirateados por La Familia. Dice que quiere vender la casa e irse también, pero no puede. "Poner un cartel de «Se vende» es como enviarles una invitación??, manifestó Javier, quien no dio su nombre completo. "Es como hacerles una llamada para que vengan y decirles, «Miren: la casa vale tanto, dame un 20%»."

Reemplazan a inspectores aduaneros

* CIUDAD DE MEXICO (AP).? El gobierno mexicano reemplazó a sus 700 inspectores de aduanas con 1400 agentes recién entrenados para detectar contrabando, a los que se les revisó exhaustivamente su historia personal con el fin de asegurarse de que no tienen antecedentes penales. El gobierno envió soldados a los aeropuertos y cruces fronterizos de todo el país para que éstos recogieran las armas que habían sido entregadas a los inspectores de aduanas. El vocero del Servicio de Administración Tributaria, Pedro Canabal, indicó que los inspectores no fueron despedidos, sino que se decidió no recontratarlos.

Comentá la nota