Nalbandian fue la única alegría argentina en Montecarlo.

La jornada en el Masters 1000 de Montecarlo no fue nada buena para los tenistas argentinos, que cosecharon tres eliminaciones y apenas una victoria.
El único que salió airoso fue David Nalbandian, quien venció al español Granollers por 4-6, 6-3 y 6-1, y alcanzó los octavos de final. En esa instancia se medirá con el ruso Nikolay Davydenko quien viene de ganarle por 6-4 y 6-3 al croata Ivo Karlovic (26).

La gran decepción fue la actuación de Juan Martín del Potro, número 5 del mundo y primera raqueta argentina, quien en su debut no pudo con el croata Ivan Ljubicic.

El tandilense se había impuesto en el primer set por 6-4, pero luego fue incapaz de frenar la embestida del balcánico que se llevó los sets restantes por 6-1 y 6-4.

Por su parte, Juan Ignacio Chela no pudo evitar quedar eliminado al perder claramente por 6-2 y 6-3 con el español Rafael Nadal, número uno del mundo y casi invencible sobre polvo de ladrillo.

El "Flaco" Chela, ubicado en el puesto 167 del ranking mundial de la ATP, hizo lo que pudo durante una hora y 26 minutos, pero no le alcanzó siquiera para poner en apuros a Nadal (1), máximo favorito al título y campeón de las últimas cuatro ediciones del torneo que se desarrolla en el Principado de Mónaco.

Previamente, Martín Vassallo Argüello quedó eliminado al perder con el suizo Stanislas Wawrinka por 2-6, 7-5 y 6-2.

Vassallo Argüello, ubicado en el puesto 49 del ranking mundial de la ATP, comenzó muy bien y luego decayó, aunque fiel a su estilo luchó hasta el último punto antes de caer frente a Wawrinka (16) al cabo de dos horas y 38 minutos de intenso partido.

El argentino había superado al suizo la única vez que se cruzaron en un ATP, en el abierto de Gstaad 2007, pero no pudo repetir, ya que en los momentos claves de cada set falló demasiado con su servicio, al cometer seis dobles faltas y redondear una efectividad de apenas el 57 por ciento.

Comentá la nota