Nalbandian se retiró por lesión, Mónaco perdió y ya no quedan argentinos en Barcelona.

El cordobés David Nalbandian se retiró por lesión del torneo Conde de Godó, en España, luego de vencer al local Nicolás Almagro y antes de enfrentar al número uno del mundo Rafael Nadal, por los cuartos de final del certamen.
Nalbandian iba a ser el rival de Nadal en cuartos, el viernes, pero sus problemas en la cadera le obligaron a renunciar, después de haber ganado al local Nicolás Almagro (6-3, 6-4) en su compromiso de los octavos.

Según se informó desde la página oficial del torneo que se disputa sobre polvo de ladrillo en Barcelona, Nalbandian sufrió "una inflamación aguda en la cadera derecha".

El director del torneo, el ex tenista Albert Costa, indicó que por esta razón Nadal "accede directamente a las semifinales del torneo".

Respecto de la lesión del unquillense, el médico del certamen, Ángel Ruiz-Cotorro, explicó que el jugador arrastraba molestias en su cadera en las dos últimas semanas, "que se han agudizado estos días y que le impiden afrontar un partido de la intensidad del pautada para mañana".

El número uno avanza así hasta la penúltima ronda del torneo del Conde de Godó de la capital catalana, donde aspira a un quinto título, tras conquistar el domingo su quinta corona consecutiva en la tierra batida de Montecarlo.

"Nunca había jugado contra Nalbandian en tierra, así que habría sido un buen reto. Es una pena que le haya pasado esto", comentó el tenista español.

Nadal podría contar además con la ventaja de un mayor descanso, ya que además de no tener que jugar el viernes, el desgaste del jueves fue mínimo: Rochus no supuso un obstáculo en ningún momento y fue claramente superado por el líder de la ATP.

Por su parte, el tenis argentino de despidió del cuadro individual de Barcelona por el abandono de Nalbandian y la eliminación de Juan Mónaco, que se vio superado por el chileno Fernando González (N.5), por 7-6 (8/6) y 6-3.

Comentá la nota