Nalbandian y Del Potro, otra vez frente a frente

Jugarán mañana por las semifinales de Basilea, tras pasar hoy con éxito sus compromisos de cuartos de final ante el alemán Becker y el ruso Andreev respectivamente
BASILEA.- El Destino los volvió a poner frente a frente. Como hace un puñado de días en el Masters Series de Madrid, David Nalbandian y Juan Martín del Potro, los dos mejores jugadores argentinos, se medirán otra vez. La cita será mañana por las semifinales del ATP de Basilea (carpeta bajo techo, 891.000 euros en premios), luego de que hoy ambos se impusieran en sus compromisos de cuartos de final.

Nalbandian, 8° del ranking de la ATP y ganador aquí en 2002, superó, en el primer turno, al alemán Benjamin Becker (137°) por 7-6 (7-4) y 6-4. Luego, Del Potro (9°) ratificó su buen presente y se impuso por 6-4 y 7-5 al ruso Igor Andreev (21°), a quien había vencido hace un mes en el Parque Roca para asegurar el pasaje de la Argentina a la final de la Copa Davis.

La Ensaladera es un tema recurrente por estas horas. La definición ante España, que será en Mar del Plata,sobre carpeta bajo techo, entre el 21 y el 23 del mes próximo, se percibe a cada paso. Nalbandian y Del Potro, los dos singlistas argentinos, jugaron hace ocho días en España y el tandilense ganó sin atenuantes por 6-4 y 6-2. De nuevo sobre carpeta bajo techo, mañana buscarán ambos alcanzar una final en la tierra de Roger Federer, el máximo favorito de este certamen. En el otro partido del historial David vs. Delpo, el cordobés se impuso en el Masters Series de Madrid 2007 por 6-2 y 6-4.

Para Del Potro, cada partido es una nueva final. Por ahora, el tandilense está ingresando en el Masters de Shanghai, aunque su suerte terminará de definirse la semana próxima en París, título que defiende Nalbandian, quien todavía cuenta con chances de terminar entre los ocho mejores, aunque el cordobés descartó jugar este certamen para priorizar su preparación para la Davis.

David, sin problemas. Nalbandian no tuvo inconvenientes para superar a un rival más débil como Becker (137°), en una hora y 42 minutos de juego. A pesar de que en el primer set dejó pasar cuatro break points en el segundo game, el cordobés pudo cerrar el primer parcial con solidez en el tie break.

En el segundo set, Nalbandian quebró a su oponente en el quinto game para ponerse 3-2 en ventaja y cerró el match con su saque (6-4).

David mantuvo su servicio durante todo el partido, aunque no logró aprovechar sus chances de quiebre y sólo consiguió uno en nueve oportunidades. El argentino mostró una alta eficacia de puntos ganados con su primer saque (86 %).

Del Potro con esfuerzo. Del Potro debió batallar ante el duro Andreev, a quien superó en una hora y 53 minutos de juego. El match fue equilibrado al punto que los dos primeros games del partido, ambos ganados por Del Potro, duraron entre los dos 22 minutos. En el primer set, el tandilense supo mantener la ventaja inicial y se llevó el parcial (6-4), con su saque.

El set decisivo fue aún más apretado. Cada uno mantuvo su servicio hasta que Del Potro desniveló en el 11° game, en la primera chance de quiebre de todo el segundo parcial. Luego, con su saque, el tandilense definió el cotejo para dar rienda suelta a su ilusión.

Comentá la nota