Las naftas siguen en alza y las premium ya alcanzan casi los $4

Las de mayor octanaje subieron 28 por ciento en el último año y medio, pero las súper alcanzaron un incremento superior al 30 por ciento. Esto permitió recomponer parte de la rentabilidad de las estaciones
Lle­nar un tan­que de 50 li­tros con naf­ta pre­mium de más de 97 oc­ta­nos cues­ta hoy $196,5, cuan­do en ma­yo del año pa­sa­do te­nía un va­lor de $152,5. El al­za, del 28,8 por cien­to, fue a con­tra­ma­no de lo que ocu­rrió con el ba­rril de pe­tró­leo, ma­te­ria pri­ma de los com­bus­ti­bles. En aquel mo­men­to, el cru­do to­ca­ba ré­cords de co­ti­za­ción al per­fo­rar la ba­rre­ra de los 114 dó­la­res. El cie­rre del vier­nes mar­có un va­lor de 71,82 dó­la­res, es de­cir que tu­vo una ba­ja del 37%,

De to­dos mo­dos, la vin­cu­la­ción en­tre el pre­cio in­ter­na­cio­nal del pe­tró­leo y las naf­tas en el mer­ca­do in­ter­no fue ro­ta lue­go de la cri­sis de 2002, cuan­do se con­ge­la­ron los pre­cios de los com­bus­ti­bles en el país. Re­cién ha­cia 2006 y 2007 co­men­za­ron a li­be­rar­se par­cial y ce­lo­sa­men­te los va­lo­res. Igual, cuan­do se de­ci­dió en­cor­ce­tar los pre­cios, el ba­rril ron­da­ba los 25 dó­la­res, un ter­cio de la ac­tual co­ti­za­ción.

Lo cier­to es que en Río Cuar­to el pre­cio de los com­bus­ti­bles fue su­bien­do pe­que­ños es­ca­lo­nes, ca­si im­per­cep­ti­bles, pe­ro que al fi­nal del ca­mi­no mos­tra­ron un al­za del 19 por cien­to en lo que va del año o del 28 al 33 por cien­to en los úl­ti­mos 18 me­ses.

Es­to, que fue un gol­pe más pa­ra el bol­si­llo de los con­su­mi­do­res, ter­mi­nó sig­ni­fi­can­do una re­com­po­si­ción en los már­ge­nes de ren­ta­bi­li­dad de las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio que mos­tra­ban se­rias di­fi­cul­ta­des pa­ra sos­te­ner el ne­go­cio.

Lo cier­to es que las naf­tas de ma­yor oc­ta­na­je al­can­za­ron ca­si los $4 en ca­si to­das las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio. Por ejem­plo, en la Es­so de Ban­da Nor­te el pre­cio al­can­za los $3,930 por li­tro, mien­tras que en la Shell del mis­mo sec­tor se ven­de a $3,928. En el Au­to­mó­vil Club, en las YPF y en la Pe­tro­bras cues­ta $3,849.

Aún por en­ci­ma de las más re­fi­na­das, las sú­per se in­cre­men­ta­ron más del 30 por cien­to y cues­tan al­re­de­dor de $3,5. Por ejem­plo en el ca­so de la Es­so se ven­de a $3,630 y en la Shell a $3,697; en es­te ca­so, la es­ta­ción de la pe­tro­le­ra de ca­pi­ta­les an­glo-ho­lan­de­ses pre­sen­ta un pro­duc­to más ca­ro que la com­pe­ti­do­ra del ti­gre, a la in­ver­sa que en las pre­mium. Por su par­te, la Pe­tro­bras pre­sen­ta un va­lor de $3,499 y el ACA y las YPF, de $3,469.

Por úl­ti­mo, el die­sel pre­sen­ta aho­ra has­ta tres op­cio­nes pa­ra los clien­tes de las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio. A las ofer­tas del die­sel y el ga­soil que se mos­tra­ban has­ta aho­ra, se su­mó el Die­sel Eu­ro, una ver­sión más re­fi­na­da del com­bus­ti­ble más con­ta­mi­nan­te, es­pe­cial pa­ra au­tos de al­ta ga­ma.

Las dos pri­me­ras ver­sio­nes cues­tan en­tre $2,761 y $2,979. Sin em­bar­go, el Eu­ro tie­ne un va­lor si­mi­lar al de la naf­ta sú­per, pe­ro no to­das las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio lo tie­nen.

En el Au­to­mó­vil Club ocu­pa el sur­ti­dor que an­tes se des­ti­na­ba pa­ra la naf­ta co­mún, una va­rie­dad que sa­lió de cir­cu­la­ción de­fi­ni­ti­va­men­te. Allí, el li­tro del Eu­ro va­le $3,449, mien­tras que en la Shell cues­ta $3,697 y en la Es­so, $3,600.

Las estaciones, con algo más de oxígeno

Las rei­te­ra­das reu­nio­nes que los es­ta­cio­ne­ros de to­do el país man­tu­vie­ron du­ran­te los úl­ti­mos dos años con el po­lé­mi­co Gui­ller­mo Mo­re­no, el se­cre­ta­rio de Co­mer­cio In­te­rior de la Na­ción, ter­mi­na­ron arro­jan­do al­gu­nos pre­ca­rios re­sul­ta­dos pa­ra el sec­tor.

Es que los ex­pen­de­do­res de com­bus­ti­bles se que­ja­ban por­que al te­ner con­ge­la­dos los pre­cios de los com­bus­ti­bles y su­frir as­cen­sos de los cos­tos, la ren­ta­bi­li­dad que­da­ba es­tran­gu­la­da.

Aho­ra, con los úl­ti­mos in­cre­men­tos co­men­za­ron a me­jo­rar len­ta­men­te los már­ge­nes.

"Fue­ron un pa­lia­ti­vo, pe­ro no de­ma­sia­do sig­ni­fi­ca­ti­vo. Es­ti­ma­mos que el in­cre­men­to en lo que va del año ron­da el 19%, aun­que eso no es to­do ga­nan­cia bru­ta por­que por ejem­plo los sa­la­rios se in­cre­men­ta­ron el 18% en el mis­mo pe­río­do", ex­pli­có Raúl Cas­te­lla­no, de la Fe­de­ra­ción Cor­do­be­sa de Ex­pen­de­do­res de Com­bus­ti­bles.

Pa­ra el em­pre­sa­rio, "el atra­so -en los va­lo­res- es mu­cho más im­por­tan­te", se­ña­ló.

Pe­ro más que la su­ba en las naf­tas, las es­ta­cio­nes tu­vie­ron una me­jo­ra al ne­go­ciar con las pe­tro­le­ras un pun­to más en los már­ge­nes, co­sa que otor­ga­ron YPF y Es­so.

"Con Pe­tro­bras, por ejem­plo, eso no fue po­si­ble y en­ton­ces las es­ta­cio­nes que tie­nen esa ban­de­ra de­ben re­du­cir los már­ge­nes más to­da­vía pa­ra po­der com­pe­tir con el res­to y no te­ner una brus­ca caí­da de ven­tas", se­ña­ló Cas­te­lla­no.

Por úl­ti­mo, con res­pec­to a las ven­tas, el di­ri­gen­te em­pre­sa­rio ad­vir­tió que "tu­vi­mos una caí­da ha­cia fi­nes de 2008 que len­ta­men­te se fue re­cu­pe­ran­do y ac­tual­men­te es­ta­mos es­ta­bi­li­za­dos", di­jo.

Comentá la nota