Nada mejor que volver a casa.

La Convención del radicalismo arrancó con un llamado a la unidad y al retorno de los cobistas. Julio Cobos no fue porque está a cargo de la Presidencia, pero envió una comitiva en su nombre. Hoy estarán Elisa Carrió y Rubén Giustiniani.
Tras un minuto de silencio en homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín, la UCR buscó dar ayer su primer paso con la intención de volver al poder en 2011. A casi dos meses de las elecciones, el radicalismo envió desde su Convención Nacional un fuerte mensaje de unidad y determinó el inicio de la vuelta de los ex radicales K. En el primer día del cónclave, se alentó una recuperación partidaria que tiene como eje la reincorporación de los cobistas y que continuará hoy con la ratificación de la política de alianzas con la Coalición Cívica y el socialismo y la presencia de los líderes de ambas fuerzas: Elisa Carrió y Rubén Giustiniani.

La ausencia del vicepresidente Julio Cobos fue un duro golpe para las aspiraciones radicales, que buscaban mostrarlo como el símbolo de la reunificación del partido. El vice envió una carta y una comitiva integrada por los intendentes de Junín, Mario Meoni, y Pergamino, Héctor "Cachi" Gutiérrez; el ex funcionario de Cancillería Horacio "Pechi" Quiroga y el diputado Daniel Katz. "Como ciudadano entiendo a los partidos políticos como instituciones fundamentales del sistema democrático y asumo con gran satisfacción que la UCR realice los esfuerzos necesarios para alcanzar la unificación partidaria", señaló Cobos, que se excusó de asistir por estar a cargo de la Presidencia.

Con la ausencia del vice, la participación del gobernador de Catamarca, Eduardo Brizuela del Moral, se convirtió en la más aclamada por la tribuna radical. "Somos la vida, somos la paz, en Catamarca el gobierno es radical", gritaban eufóricos militantes y dirigentes. El único mandatario provincial que participó del cónclave los exhortó a mirar esta Convención de cara a las presidenciales de 2011.

"Alfonsín hubiera querido que en esta Convención pongamos de pie al radicalismo. La única manera es si avanzamos en la reunificación de la UCR como columna vertebral de un proyecto nacional", exclamó en su discurso el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales.

Al mediodía, horas antes de que arrancara el acto, se reunió la Mesa del Comité Nacional junto a los presidentes de los distintos comités provinciales para terminar de definir los últimos detalles del acto partidario. También hubo un encuentro de la Mesa Ejecutiva de la Convención para ajustar las cuestiones formales. En esas reuniones se resolvió postergar u omitir las cuestiones conflictivas del orden del día: se postergó hasta la primera quincena de noviembre la reforma de la Carta Orgánica –que incluso había quedado pendiente del año pasado– cuando se volverá a reunir el órgano partidario con el fin de tratar su modificación. Además, se aclaró que no se tratará la vuelta al partido de todos los radicales, sino que se evaluará la situación en cada distrito.

Por el momento no hay solución a los conflictos partidarios en Corrientes, Santa Fe, Río Negro y Santiago del Estero, entre otras provincias. En Corrientes el conflicto se potencia porque el gobernador Arturo Colombi y su primo Ricardo Colombi competirán por la gobernación el 28 de junio. Allí el primero cuenta con el respaldo de Cobos y el segundo, con el aval de la UCR. Fuentes del Comité Nacional todavía no saben cómo se resolverá esa disputa, a la que ahora se sumó Elisa Carrió, haciendo un acuerdo electoral con el sector de Ricardo.

En Santa Fe, en cambio, Luis "Changui" Cáceres mantiene el control de la estructura partidaria y rechaza la conformación de un frente junto al socialismo del gobernador Hermes Binner. De no reconsiderarse esa situación, la conducción nacional del partido podría intervenir el distrito para que se pliegue a la política de alianzas que impulsan a nivel nacional. Los casos de Río Negro y Santiago del Estero son más complicados, ya que allí los dos gobernadores se mantienen dentro del radicalismo K. En Salta, Tucumán y Mendoza ya se está estudiando el cronograma de normalización.

Comentá la nota