"No hay nada igual a la Libertadores".

SAN LORENZO: Guiño de Russo a la obsesión de Boedo, que se vuelve a poner en marcha mañana. "La Copa la jugamos todos, la gente también. Hay que tener fe", motivó el técnico.
Obsesión: 1) Perturbación anímica producida por una idea fija. 2) Idea que con tenaz persistencia asalta la mente. La Libertadores es la obsesión de San Lorenzo, qué duda cabe. Es el torneo que le falta, el torneo que tienen todos los grandes, el torneo que por una cosa o por la otra siempre se le escapa, el que más desea. Y para lograrlo llegó Miguel Angel Russo, el último técnico campeón de la Copa con un equipo argentino. Y un tipo que sabe un rato de qué va el asunto. El mismo lo explica: "Nací en un club con tradición copera (Estudiantes la ganó tres veces), tuve la suerte de jugarla y de ganarla como entrenador", se envalentona. Y después, como si tuviera plumas de cuervo azulgrana, aseguró: "No hay nada igual a la Libertadores, es el torneo madre de nuestro continente. Hay que vivirla como algo gratificante porque es muy difícil llegar". Y por si los hinchas necesitaban que alguien los cebara un poquito más para el camino que se comenzará a recorrer mañana, Russo les tiró: "La Copa la jugamos todos, los hinchas también. Hay que tener fe". Como si hiciera falta decirles a los hinchas de San Lorenzo que tengan fe...

Por supuesto que Russo jamás dirá que tiene la receta para ganar la Copa (como sí lo hizo Ramón Díaz en su momento), pero sí es capaz de tirar algunos consejitos: "Hay que trabajar mucho y tener calma. Trabajar sobre el margen de error y sacar el mejor provecho". También pretende el entrenador que San Lorenzo se saque de encima esa mochila por no haberla conseguido nunca. "Jugar la Copa dos años consecutivos es muy bueno. Hay muchos ingredientes como para dejar de pensar en el pasado y empezar a construir el presente", recomendó.

-¿Cómo ves el grupo (San Luis de Potosí, Universitario de Perú y Libertad de Paraguay)?

-Si hay algo difícil es la primera fase, después se va armando la Copa. La zona no es fácil, por eso es muy importante ganar de local.

-¿San Lorenzo tiene el plantel más completo?

-La Copa hay que jugarla y hay miles de ejemplos de grandes equipos que no pasaron la primera fase. La última Copa que jugué me tocaron tres rivales en la altura y sufrí muchísimo (dirigiendo a Boca en el 2007 perdió como visitante ante el Toluca y el Cienciano y empató con el Bolívar).

-¿Tenés el esquema para jugar la Copa?

-Todo lleva su tiempo. En mi cabeza está y eso lo va marcando el nivel de los jugadores. Ahora tenemos cuatro encuentros en 11 días (San Luis, Godoy Cruz, Universitario y Estudiantes). Así que hay tiempo para ir analizando y decidiendo. Estamos trabajando mucho sobre la línea de tres, para tener el sistema ensayado si nos toca implementarlo.

-¿Sirve la experiencia de la Copa pasada?

-Los jugadores saben lo que hicieron, pero no se puede tomar como experiencia, sobre todo en mi caso, porque no participé. Lo que sí sabemos todos es que la Copa requiere un plus.

-¿Cuál es la fórmula para el debut?

-Tenemos que jugar a nuestro ritmo y no al de la gente, porque el primer partido es muy difícil. Será importante saber manejar la ansiedad.

-¿Lo más importante será mantener el arco en cero?

-Nosotros tenemos que buscar el arco rival y tratar de no cometer errores.

-¿Algo del partido con Tigre que pueda servir como experiencia?

-Lo que tenemos que mejorar es el cierre de los partidos. Cuando nos pusimos 2-0 no podíamos sufrir con un descuento. Igual estoy tranquilo por cómo jugó el equipo, con posesión de balón, con situaciones de gol, respetando la idea de jugar de igual a igual en cualquier cancha.

Comentá la nota