Nada que devolverle a Nación

El Poder Ejecutivo nacional resolvió convertir los adelantos de coparticipación recibidos por Tierra del Fuego durante 2009 en aportes del tesoro no reintegrables. De esa manera, la Provincia se vio liberada de restituir a las arcas nacionales durante este año 105 millones de pesos.
El 2009 cerró con una muy buena noticia para la gestión Ríos ya que el Gobierno Nacional resolvió convertir en aportes no reintegrables los 105 millones de pesos de anticipos de coparticipación que había recibido la Provincia a lo largo del año pasado.

Estos adelantos habían sido solicitados por Tierra del Fuego el 12 de marzo –30 millones–; 22 de junio –20 millones–; 14 de agosto –20 millones– y 9 de septiembre –35 millones– y autorizados por Nación. El último de estos anticipos fue recibido durante el mes de noviembre.

La normativa que regula los adelantos de coparticipación determina que los fondos deben ser restituidos dentro del mismo mes en que fueron liberados, aún cuando existe la posibilidad de que se prorrogue, siempre y cuando la devolución –por retención automática– no exceda el ejercicio presupuestario en cuestión. Pero como ya sucedió en otras oportunidades, como por ejemplo con el último recibido durante la gestión Cóccaro, el Gobierno nacional dispuso que los 105 millones se reconvirtieran de adelantos de coparticipación en aportes del tesoro no reintegrables, por lo que Tierra del Fuego se ve liberada de sufrir merma alguna en los montos a percibir durante este año por el régimen de coparticipación federal de impuestos.

Es de destacar que dentro de esta medida quedó incorporado también el adelanto de 20 millones de pesos autorizados el pasado 28 de diciembre, ya que el decreto de marras hacía referencia a uno de los anticipos de 20 millones recibidos a mediados de 2009, y no a un nuevo gestionado a fines del pasado año como en principio uso suponer la publicación de ese instrumento en el Boletín Oficial de Nación del martes de esta semana.

Comentá la nota