Las naciones ricas, contra la propuesta de acuerdo

Piden más límites para los países en desarrollo
COPENHAGUE.- Los países industrializados criticaron ayer un proyecto de pacto contra el calentamiento global por no exigir más medidas a los países en vías de desarrollo contra la contaminación ambiental.

La reacción inicial al texto negociador presentado anteayer resalta la división entre los países acaudalados encabezados por Estados Unidos y los emergentes y otros más pobres.

El documento señala que todos los países juntos deberían reducir emisiones a un nivel del 50 al 95% antes de 2050 y que las naciones ricas deberían hacerlo desde el 25 hasta el 40% antes del 2020, usando como base los niveles de 1990.

El delegado estadounidense, Jonathan Pershing, dijo que el borrador no trata el polémico tema de las emisiones de carbono por parte de las economías emergentes. "El presente borrador no aclara a dónde apunta", dijo Pershing, respaldado por la Unión Europea (UE), Japón y Noruega.

Sin embargo, la UE también criticó a Estados Unidos e insistió que podría aceptar mayores compromisos para impulsar las negociaciones sin ampliar la legislación pendiente en el Congreso.

Tanto Estados Unidos como China deberían estar legalmente vinculados a cumplir las promesas que formulen, dijo el ministro sueco de Medio Ambiente, Anders Carlgren.

China ofreció aceptar voluntariamente reducciones en sus emisiones de carbono, pero no desea verse obligada a hacerlo por el derecho internacional.

El gobierno chino considera que Estados Unidos y otros países ricos tienen una gran responsabilidad histórica para reducir las emisiones e insistió en que cualquier acuerdo climático forjado en Copenhague tenga en cuenta en nivel de desarrollo de un país.

No obstante, Pekín calificó ayer de "buen primer paso" la decisión de la UE, anunciada anteayer, de destinar 10.500 millones de dólares para ayudar a los países pobres a combatir el calentamiento global.

"Con independencia de la cifra en sí, celebramos que se haya tomado una decisión respecto de la financiación en el corto plazo. Como primer paso, es positivo", dijo el jefe de la delegación china en la cumbre sobre cambio climático, Su Wei.

Por su parte, el jefe del panel de la ONU de científicos climáticos, Rajendra Pachauri, declaró que el aumento en el año 2100 de la temperatura media global de 2 grados sobre los niveles preindustriales es una amenaza "vital" para algunos países.

"El límite de temperatura puesto como objetivo depende de la parte del mundo en que nos fijemos. Si es de 2 grados, el nivel del mar podría subir hasta un metro, lo que sería amenazante para la vida de algunos países", dijo Pachauri.

El primer borrador de acuerdo distribuido ayer a las distintas delegaciones establece que las partes que negocian deben cooperar para lograr que el incremento de la temperatura no exceda entre 1,5 y 2 grados.

Con la inversión adecuada en mitigación y en adaptación, buena parte de los posibles impactos del cambio climático son "evitables", estimó, en tanto, Chris Field, miembro del panel de la ONU de científicos climáticos.

Por su parte, otro científico de la ONU Thomas Stocker dijo que los recortes de emisiones en gases contaminantes que se están negociando en las conversaciones sobre el cambio climático son "claramente insuficientes" para asegurarse que el mundo se aleje del peligroso calentamiento global.

Comentá la nota