Nacionalizan el conflicto por las guardias de los residentes médicos.

La Federación Nacional de Medicina de Familia emitió un pronunciamiento en respaldo de los residentes del hospital. Sostiene que el conflicto “pone al descubierto la incapacidad de algunas autoridades que utilizan el autoritarismo para justificar sus debilidades”.
La Federación Nacional de Medicina de Familia (FAMFYG), que preside la médica María Susana Bresca, manifestó su preocupación por la situación de los residentes de Medicina Familiar del Hospital Enrique Vera Barros y respaldó el reclamo en defensa de sus derechos "porque se los está exponiendo a actividades para las cuales no fueron formados, con todos los riegos personales y profesionales hacia ellos, más la irresponsabilidad hacia la comunidad que merece ser atendida en cada servicio con profesionales médicos preparados en cada disciplina".

El apoyo de la Federación nacionaliza así el conflicto desatado con el hospital que comenzó cuando los residentes del Servicio de Medicina de Familia decidieron negarse a hacer las guardias que les asignó el director Luis García en los servicios de Guardia Central, Traumashock, Emergencia 107 y Terapia Intensiva Infantil y de Adultos por considerar que no están capacitados para ello y que, de aceptar, estarían poniendo en serio riesgo no sólo la vida de los pacientes sino su futuro profesional.

Además, los residentes expresaron su malestar porque García decidió suspender sus licencias anuales durante enero y febrero para afectarlos a la cobertura de las guardias mencionadas.

La semana pasada fracasó una reunión conjunta en la que participaron el director del Hospital Luis García, los médicos residentes con su representante Luis Carreño y el diputado y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados Juan Carlos Vergara.

Críticas

Fresca, que también es directora del hospitales en Mendoza, cuestiona en duros términos a las autoridades del la institución estatal al decir que "suspender las licencias a algunos profesionales, obligar con decretos y resoluciones autoritarias a suplir falencias de gestión hospitalaria ponen la descubierto la incapacidad de algunas autoridades que deben utilizar el autoritarismo para justificar sus debilidades o su falta de capacidad para organizar un verano".

Recuerda también que los residentes de Medicina Familiar se encuentran en un periodo de beca de capacitación y formación científica para poder prepararse para desarrollar actividades enmarcadas por cada Ministerio y avaladas por las Sociedades Científicas respectivas. Aclara que "en cada actividad deben estar acompañados, en su proceso formativo, por jefe de residentes y/o jefe de servicio o instructor de residentes".

Solución

La titular de la Federación, en nombre de todos los miembros del país de la entidad, pide que las autoridades sanitarias de la Provincia "pongan fin a las actitudes destructivas para los procesos formativos de especialidades que toda comunidad se merece tener".

Nuestra Federación científica se puso a disposición de las autoridades de Salud de la Provincia a través de varias llamadas telefónicas para reorganizar la residencia de esta noble especialidad y poder construir soluciones estructurales que tiendan a mejorar la situación de la Medicina de Familia y General, tan necesaria para el desarrollo de las políticas nacionales y regionales y proclamada y defendida por la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña", finaliza el comunicado firmado por su presidente.

Conciliación

El pasado 8 de enero Bresca envió una nota al director del hospital Luis García para transmitirle su preocupación como presidente de la Federación Científica que nuclea a los médicos de Familia y Generalistas de la Argentina.

En esa nota asegura que de acuerdo con una conversación telefónica con el secretario de Salud, Elio Díaz Moreno, este se comprometió que "en cada una de las actividades para las que fueron convocados (los residentes) estarían acompañados por un responsable del hospital". "Es por esto que tomo la palabra del doctor Díaz Moreno que en cada actividad los residentes apoyarán acompañando a los responsables de cada servicio del hospital", afirmó.

Por otra parte en los próximos días entidades de la Provincia que nuclean a profesionales médicos podrían reunirse para analizar este tema y acordar acciones conjuntas en defensa de los residentes de Medicina Familiar del Hospital Vera Barros.

Comentá la nota