Nacionalizacion de los fondos previsionales La UIA reclama obra pública y fondeo del BICE

La central empresaria espera que con la inyección de fondos el gobierno promueva al sector productivo. Avalan la medida de nacionalización.
El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Carlos Lascurain, no parece sorprendido por la decisión del gobierno de nacionalizar los fondos previsionales capitalizados en las AFJP y plantea que parte de ese dinero debería utilizarse para financiar proyectos productivos. Entiende, incluso, que de esa manera el país podría capear mejor los efectos de la crisis financiera internacional.

En contacto con LA MAÑANA, el empresario admite que se enteró de la resolución durante una reunión con el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que los había convocado para analizar importaciones, caídas de actividad y tipo de cambio. En ese marco les anunció el fin del régimen de capitalización y les prometió que parte de los 97 mil millones de pesos que recibirá el Estado serán para financiar proyectos productivos de largo plazo.

Obviamente ese objetivo es compartido por la UIA. “Aplicar los fondos al sector productivo, a incentivar las exportaciones, a promover inversiones es muy importante. Las AFJP debieran haber cumplido ese rol en el mercado de capitales pero nunca lo hicieron. Incluso el gobierno podría fondear el BICE con estos recursos”, plantea Lascurain.

- Ya tenían muy estudiado lo que puede hacerse con el dinero, ¿lo habían hablado antes con el gobierno?, preguntó este diario.

- En absoluto, pero si me consultan mi opinión creo que esto es lo que debe hacerse. Ayudaría mucho a salir lo menos golpeados posible de la crisis global, una crisis cuya naturaleza el gobierno entiende muy bien.

Lascurain enfatiza que darle ese destino a los fondos -el mismo que reclama el intendente cordobés Daniel Giacomino- dinamizará la economía sin poner en riesgo las futuras jubilaciones. “Esto es una parte de todo lo que debemos acordar los distintos sectores para minimizar el impacto de la crisis”, agrega.

Si bien el dinero acumulado por las AFJP corresponde a lo ahorrado por cada uno de los trabajadores que aportó al sistema, al ser nacionalizado el sistema esos recursos dejan de ser personales y se convierten en un ingreso que ANSeS, a cuya cuenta irá, puede administrar según su criterio.

El proyecto enviado por la presidenta Cristina Fernández no da pautas de qué es lo que se hará con los recursos capitalizados. Sólo plantea que engrosarán el capital de ANSeS. Los aportes que harán desde enero en adelante los trabajadores traspasados al Estado, por supuesto, van al fondo común.

El titular de ANSeS, Amado Boudou, subrayó que no reducirán las posiciones en acciones de empresas argentinas en las que tienen inversiones las AFJP: ”No queremos los fondos para hacerlos líquidos. No lo necesitamos. Vamos a hacer una administración muy profesional de estos dineros como lo venimos haciendo con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de Jubilaciones que, en los últimos cuatro años, suma 20 mil millones de pesos”.

Los controles

El destino de los casi 100 mil millones de pesos que recibirá el Estado es una de las clave de la discusión parlamentaria que se viene. Para el radical Gerardo Morales se debe garantizar la “intangibilidad” de los fondos y respetar el destino para el que fueron aportados, la jubilación futura.

El asesor de la CGT y diputado nacional por Buenos Aires, Héctor Recalde, subraya que debe hablarse de “especificidad” del destino, pero que los dineros deben moverse, administrarse porque sino perderán su valor. Y recuerda que el propio Boudou planteó que el Congreso podría limitar el monto a invertir y valoró la creación de una comisión bicameral de control del manejo de los dineros.

Comentá la nota