Se nacionaliza el conflicto de los médicos tucumanos

Así lo expresó Jorge Yabkowki, presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina y miembro de la CTA nacional.

El próximo miércoles, los médicos de todo el país concretarán un paro nacional de actividades, convocado por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), en reclamo de reivindicaciones salariales y laborales.

Sin duda, el principal escenario de la protesta de los galenos será Tucumán, donde los profesionales y empleados autoconvocados de la sanidad mantienen un plan de lucha desde hace casi dos meses, frente a la indiferencia de un Gobierno cerrado en el discurso de que "no hay plata".

Ese día, la plaza Independencia "explotará" con otra multitudinaria movilización, de la cual, además de los médicos tucumanos y de distintos sectores sindicales y sociales locales que vienen acompañando sus reclamos, también participarán profesionales de otros puntos del país.

"Estamos convencidos de la necesidad de apoyar incondicionalmente a los autoconvocados tucumanos. Ese será uno de los ejes principales del paro nacional por 24 horas convocado para el miércoles, porque esta lucha es emblemática para los médicos de todo el país". Con esas palabras, Jorge Yabkowski, titular de la FESPROSA y dirigente de la Mesa nacional de la CTA, graficó la trascendencia que tiene el conflicto de la salud pública tucumana en el plano nacional.

En diálogo con EL SIGLO, el profesional porteño confirmó que una delegación de FESPROSA, con representantes de distintas provincias, tiene previsto viajar a nuestra provincia el miércoles, para participar de la "marcha negra de la sanidad" a la plaza Independencia convocada para ese día, a partir de las 11.00. Precisó que mañana "la Federación va a tener una asamblea para definir quiénes integrarán la comitiva que viajará a Tucumán". Y agregó que "también está previsto que algunos delegados de los autoconvocados tucumanos viajen a Buenos Aires el miércoles, para acompañar las protestas que se realizarán en el marco del paro nacional".

Espejo nacional

Según admitió el presidente de FESPROSA, "la lucha de los médicos tucumanos por su alto grado de repercusión, es un poco el espejo en el cual hoy se están mirando los profesionales de todo el país. Es un accionar en defensa de la sanidad ejemplar, convincente y altamente convocante. Hay una gran admiración por lo que están haciendo los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad en Tucumán", enfatizó.

El profesional sostuvo que "tiene que haber una solución a esta problemática que afecta a la salud en Tucumán mediante el diálogo, a partir de la convocatoria realizada por el Arzobispo (Luis Villalba), que es un gesto muy positivo".

Sobre el mismo tema, Yabkowski opinó que "este tipo de conflictos siempre encuentran canales de negociación, por lo que no debe buscarse una derrota de ninguna de las partes, ni de los profesionales ni del Gobierno, sino un punto de diálogo que lleve a superar la situación con una solución a los reclamos, que son justos".

El dirigente nacional cuestionó el justificativo con el cual el Gobierno provincial se niega a recomponer los salarios de la sanidad y advirtió que "el mensaje de que no hay plata, es algo que dicen hoy todos los gobernadores, desde Jujuy a tierra del fuego. Es el discurso de todas las provincias, de las que tienen y de las que no tienen déficit; todos dicen lo mismo, pero nosotros pensamos que en realidad falta voluntad política para recomponer los salarios y pasar a planta permanente de los contratados porque eso es posible si se hacen reestructuraciones presupuestarias", disparó.

El profesional consideró que, "lamentablemente, los Gobiernos nacional y provinciales no tienen entre sus prioridades políticas el tema de la salud pública".

Como ejemplo, señaló el hecho de que "el único sector que perderá recursos en el Presupuesto nacional para 2010, con un porcentaje del 20 por ciento menos, en comparación con el ejercicio anterior, es el de Salud, mientras que los ingresos para el resto de las áreas del gobierno nacional subirán".

Según Yabkowski, ese "es un mensaje claro que da el Poder Ejecutivo Nacional y demuestra que hay una decisión política de seguir menospreciando a la salud pública. Hay una visión en la que todo pasa por los negocios de las obras sindicales y la salud privada, en lugar de la salud pública", disparó.

El médico bonaerense también apunto contra el titular de la cartera sanitaria nacional, Juan Manzur. "Si Manzur que es vicegobernador tucumano, manda al Parlamento nacional un presupuesto con una baja del 20 por ciento para su área, vemos claramente que la salud pública no está entre las prioridades de este gobierno", espetó.

Apoyo de la CTA a la protesta de los autoconvocados de la salud

Desde la CTA Tucumán expresaron la adhesión de ese sector sindical al plan de lucha que llevan adelante los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad "en reclamo de sus justos e irrenunciables derechos", según reza un comunicado que lleva la firma de los dirigentes Marcelo Sánchez, Bernardo Lobo Bugeau y Salvador Agliano.

"Manifestamos nuestro total y taxativo repudio a la actitud adoptada por el gobierno provincial, toda vez que el mismo, pretende evadir su responsabilidad argumentando la falta de recursos, cuando en realidad, la inequitativa distribución de los mismos es una de las causas que desencadena el conflicto", argumentaron los sindicalistas.

Además, consideraron que "la salud pública, siguiendo la consignas de Ramón Carrillo, no se construye con ladrillos ni pavimento, sino con criterios humanistas e Hipocráticos que garanticen condiciones dignas para los trabajadores de la salud y los pacientes.

Finalmente, repudiaron "la pretendida intención del gobierno de judicializar la protesta".

Comentá la nota