La UCR nacional avaló la interna con Cobos y puede haber tres listas

El acuerdo entre el radicalismo mendocino y el cobismo, que fue anunciado como un hecho el 4 de febrero y luego pareció congelarse por la oposición de algunos sectores internos de ambas fuerzas, finalmente fue ratificado ayer por el Comité Federal de la UCR.
Por consiguiente, el 26 de abril se harán las internas abiertas para definir los candidatos que representarán a la alianza en las legislativas de junio y en esa contienda pueden llegar a presentarse tres listas si se cumplen las amenazas que se hacen por estos días.

Por lo pronto, el martes o miércoles de la semana próxima Juan Carlos Jaliff, presidente de Confe (el partido creado por Julio Cobos), y Carlos Le Donne, interventor del radicalismo local, firmarán el mentado acuerdo.

La noticia fue recibida con tranquilidad y hasta alivio por los impulsores de este convenio que en algún momento pareció tambalear. “Hacía rato que estábamos esperándolo. Ahora hay que armar la junta electoral, redactar el reglamento de la interna y poner en marcha todo el mecanismo para la elección y presentar las listas. Nos hubiera gustado tener más tiempo”, dijo Jaliff apenas conocido el resultado de la reunión en Buenos Aires.

“La unificación del distrito Mendoza marca el camino para la unificación de la UCR en todas las provincias y conformar así una alternativa potente al kirchnerismo”, aseguró en tanto el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, quien participó de la reunión junto al resto de las autoridades del comité nacional y a los presidentes de los 24 distritos. Por lo pronto, la normalización del partido local quedó para después de junio, cuando se elegirán las autoridades.

Pero la flamante alianza llega con algunas fisuras e incluso fracturas internas en ambos lados.

En el Confe, hay dos sectores que muestran diferencias ahora por el armado de las listas (antes fue por la forma de unirse al radicalismo, su ex partido).

Por un lado están Jaliff y los territoriales, expresados por Ricardo Mansur y los intendentes del Este (Abed, Pinto y Del Río), a quienes se suman los peronistas alineados con Enrique Thomas y Guillermo Amstutz, que quieren marcar presencia en la lista de diputados nacionales poniendo a dos candidatos: Jaliff o Mansur y Thomas.

Por el otro, están César Biffi, Ernesto Sanz y Alfredo Cornejo, más algunos dirigentes de Convergencia acuerdistas y el intendente de Tunuyán, Eduardo Giner, que impulsan al primero como candidato a diputado nacional.

Todos aceptan la decisión de Cobos de candidatear a Laura Montero como senadora nacional y tampoco discuten que el otro integrante de esa lista sea Sanz, que renovaría así su banca en la cámara alta, después de haber tenido un alto perfil legislativo y mediático como presidente del principal bloque opositor.

También todos aceptan que una de las postulaciones a diputado sea para el radicalismo y allí el gran elector sería Víctor Fayad, quien no se ha definido hasta ahora pero los cobistas lo ven cerca del acuerdo y por eso hablan de Mariana Juri, su mano derecha en Capital y ex ministra de Cobos, para ese lugar.

En la UCR, las diferencias ya no son por cargos sino por el acuerdo en sí. Y allí aparece la figura de Roberto Iglesias acompañado por los referentes de Convergencia, su sector, que cuestiona cómo se concreto este acercamiento a Cobos y amenaza con participar de la interna con lista propia o bien armar un partido para pelear por afuera (ver aparte).

“El mandato que se me confiere determina que conserve el justo equilibrio en la participación electoral y esta referido no sólo a la conformación de listas sino a ideas, proyectos, principios y bloques”, indicó anoche Le Donne, antes de regresar de Buenos Aires.

“Estamos trabajando en una lista de unidad que englobe a la mayor cantidad de dirigentes posibles con todos los de Confe y la UCR y no descartamos a Iglesias, aunque el se descarta solo”, dijo por su lado Cornejo.

El plazo para presentar listas para la interna abierta (en la que votarán afiliados a ambos partidos e independientes) vence el 6 de abril. Y además de la pelea por los cargos nacionales, se viene la otra gran disputa por las postulaciones en los distritos para senador y diputado. Allí, la idea del vicepresidente Cobos es poner en primer lugar a sus mejores figuras, incluidos aquellos que aspiran a llegar al Congreso y no queden en la lista final

Comentá la nota