La Nación subsidia 60% del consumo local

Representa alrededor de $ 60 millones al mes. Epec ya comenzó a enviar la primera tanda de facturas con ese detalle.
La Empresa Provincial de Energía (Epec) comenzó a distribuir la primera tanda de boletas en las que se consigna el detalle del subsidio que aplica el Estado nacional al sector, tal como ya ocurrió con las facturas de gas natural.

La información es incluida por una exigencia del Gobierno nacional para que los consumidores "tomen dimensión" del aporte para reducir el impacto de los servicios en los sectores residenciales, luego de que fracasara el tarifazo que pretendió aplicar a mediados de año.

"Teniendo en cuenta que Córdoba representa ocho por ciento del mercado nacional en términos energéticos, (el aporte en subsidios) sería de alrededor de 60 millones de pesos mensuales", explicó el presidente de Epec, Daniel Bonetto.

La cifra representa 60 por ciento de la facturación mensual de la empresa por consumos eléctricos. La misma relación se observa en el inicio de la cadena de energía. La generación de un mega cuesta 44 centavos, pero luego se comercializa a 18 centavos promedio.

Impacto. Claro que la proporción no es igual en cada hogar, ya que depende del consumo y del escalón en el que se ubica para facturar el costo del kilovatio. Por caso, para una familia de cuatro miembros de un barrio residencial, cuyo consumo en el último bimestre fue de 725 kilovatios (con uso de estufa eléctrica), la boleta llegó con un costo final (impuestos incluidos) de 246 pesos. Sin embargo, en el detalle se advierte que el subsidio nacional representa casi 200 pesos, por lo que debería haber pagado 415 pesos por su consumo, sin contar el adicional por impuestos y la Ley del Fuego.

En este caso, el aporte del Estado nacional cubre 48 por ciento de la facturación. La intervención se produce a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que compra la energía que se genera en el país y la paga al costo, pero luego se las cobra a las distribuidoras a un menor precio.

A nivel anual, la diferencia que cubre la Nación ronda los 11.000 millones de pesos, una "sangría" que el Gobierno pretende reducir lo máximo posible. Incluso, se advierte que para que las distribuidoras ganen plata y puedan invertir, los hogares deberían pagar el equivalente a dólares de lo que hoy abonan en pesos.

Pero el costo político del sinceramiento tarifario sería un escándalo de ribetes insospechados que ningún funcionario estaría dispuesto a asumir.

Tarifa. Por lo pronto, en Epec esperan la autorización para el aumento de 12 por ciento solicitado meses atrás. "Suponemos que este mes será la audiencia pública y luego la autorización del Ersep, por lo que la suba se aplicará a partir de lo facturado en enero", agregó Bonetto. Entre 2002 y 2007 la empresa no pudo trasladar ningún incremento en los costos al denominado Valor Agregado de Distribución (VAD).

"Tenemos un retraso tarifario. Hemos recuperado 36,8 por ciento en 2008 y estamos esperando 12 por ciento ahora, cuando el atraso es casi 200 por ciento", insistió Bonetto. Para 2010, el presupuesto de la empresa prevé un retoque tarifario de 8,8 por ciento (en línea con la inflación calculada por la Provincia) que, según adelantó Bonetto, se pediría entre abril y mayo".

La suba, en noviembre

Recorrido. El 30 por ciento de la energía que se consume en Córdoba la genera Epec, pero esa producción no queda aquí, ya que la empresa la tiene que vender a Cammesa.

Subsidio. Opera sobre el valor de la energía, que para las distribuidoras es aproximadamente 50 por ciento del costo final de la energía. Esto significa que si no hubiese subsidio, el precio a las distribuidoras sería superior.

Tarifa. Después de 6 años, la tarifa de Epec fue retocada 36,8 por ciento promedio el año pasado. En tanto, aún está pendiente el aumento de 12 por ciento para este año.

Comentá la nota