Nación socorrió a Provincia con 1.200 millones de pesos

En el marco de las dificultades financieras que atraviesa el Estado bonaerense, el gobierno nacional giró sobre el filo de fin del año pasado un auxilio monetario de 1.200 millones de pesos en carácter no reintegrable, que vino a robustecer el Tesoro provincial en los últimos meses del año pasado.
El dinero, de acuerdo a un decreto publicado ayer que aprueba el convenio suscripto con el gobierno nacional, llegó a la Provincia "a fin de ser destinado a atender los mayores gastos originados en las políticas públicas implementadas durante el año 2009, en procura de mantener y optimizar la prestación de los servicios públicos esenciales y garantizar el correcto funcionamiento del Estado".

En los hechos, la confirmación de este particular auxilio de Nación que exime a la Provincia de devolver el dinero, revela el grado de dificultades financieras que atravesó el Estado provincial a fines de 2009, cuando además de atender sus gastos corrientes -en especial el pago de sueldos y aguinaldos- debió ampliar partidas presupuestarias para garantizar la puesta en marcha de programas de algunos de sus ministerios.

Con un déficit proyectado para 2010 del orden de los 10.700 millones de pesos, el gobierno provincial anunció para este año una serie de medidas destinadas a minimizar los auxilios financieros del gobierno nacional para poder cumplir con su pauta presupuestaria.

La ayuda de 1.200 millones de pesos, con todo, no fue la última que la Nación giró a la Provincia. A principios de esta semana, la administración central dispuso otorgar al Tesoro bonaerense una asistencia financiera del orden de los 200 millones de pesos.

El aporte consiste en un adelanto que será descontado luego de los giros por coparticipación federal. Pero la decisión de la administración de Cristina Fernández de Kirchner está acompañada de la admisión de que el principal estado del país afronta "dificultades financieras" que justifican el aporte.

Las críticas que recibió esa decisión fueron replicadas por el ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, quien reconoció que esa ayuda llegó producto del alineamiento político del gobernador Daniel Scioli con el kirchnerismo.

Comentá la nota