Nación socorrerá a Giacomino con $ 20 millones

La asistencia extraordinaria ayudará a la tambaleante caja municipal. La reunión con Néstor Kirchner en Olivos fue a solas. En la comitiva se produjo el debut formal de Marcelo Cáceres en el equipo de Giacomino, aunque aún como secretario sin cartera.
Para las finanzas municipales no pueden ser mejores las noticias que traerá Daniel Giacomino a Córdoba luego de su incursión ayer por despachos de la Casa Rosada y, un par de horas antes, por la Quinta de Olivos: el gobierno nacional socorrerá a la tambaleante caja municipal con una ayuda de 20 millones de pesos, que saldrán de ATN (Aportes del Tesoro Nacional) o de la Jefatura de Gabinete con subsidios no reintegrables.

En la primera reunión en Olivos, el intendente insistió en que la conversación con Néstor Kirchner giró sobre un relanzamiento de la "concertación plural" y otros temas políticos, subrayando el jefe comunal al informar sobre el encuentro, su alineamiento al proyecto político K que pretende sobrepasar los difíciles límites de 2011.

Miembros de la comitiva dijeron que el encuentro "fue esencialmente político", y que durante su más de hora y media de duración, Kirchner y Giacomino -reunidos a solas- insistieron en la necesidad de acercar posiciones y buscar coincidencias, salvando diferencias partidarias.

Al salir de Olivos y ya con la bendición K, la comitiva que integraron los secretarios Guillermo Luque (Gobierno), Marcel Bonetto (Privada) y Marcelo Cáceres (aún sin cartera), se dirigió a la Casa Rosada para gerenciar problemas de gestión. Es decir, formalizar el pedido de una ayuda extraordinaria y darle ejecutividad al mega plan de obras que comprometió la Nación y que se encuentra demorado.

En los miembros de la comitiva hubo declaraciones de ocasión con significado político y periodístico cero, pero que es oportuno subrayar aunque más no sea para que en el futuro apelen a salidas más ingeniosas. El colmo fueron las expresiones de Luque: "La lectura que hay que hacer es de una relación de un intendente con un ex presidente". Faltó que recordará al cronista que lo interrogaba que ayer fue lunes.

Pero lo novedoso y significativo en la comitiva no provino de las declaraciones de sus integrantes sino de la presencia de Cáceres, ya mostrándose a cuerpo gentil como un hombre cercano a Giacomino y, por añadidura, distante de Juez. Seguramente que su condición de "secretario sin cartera" se corregirá antes de que termine el año.

Viniendo de un hombre del olfato de Cáceres, su realineamiento es indicativo de la "sensación térmica" que existe al menos en sectores de la política cordobesa, sobre el futuro de Juez, con seis años seguros en el Senado de la Nación y muy pocas certidumbres más.

Comentá la nota