La Nación y Santa Fe sincronizan un plan para hacerle frente al dengue

La Nación y Santa Fe coordinarán acciones para combatir el dengue frente a la posibilidad de que, apenas regrese el calor, se produzca un rebrote de la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti más potente que el registrado el verano pasado. Paralelamente, la provincia avanzará con un trabajo territorial a contrarreloj.

Durante la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), la cartera sanitaria nacional a cargo de Juan Manzur presentó un programa integral con la mira puesta en los vectores en general que busca evitar otros males como la fiebre amarilla (hay vacuna pero el Aedes también transmite la enfermedad), la leishmaniasis, la parasitosis y el chagas, además de los roedores.

Junto al plan a encarar por todas las provincias y los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social nacionales, Manzur anunció que el lunes próximo comenzará un programa de "concientización".

Tras la reunión del Cofesa, la viceministra de Salud provincial, Débora Ferrandini, explicó a La Capital: "Hay un compromiso de asistencia financiera y técnica para la descacharrización, la compra de insecticida y la capacitación de agentes sanitarios".

Ferrandini, quien acompañó al titular de la cartera sanitaria santafesina, Miguel Cappiello, también adelantó que la provincia se reunirá con municipios y comunas para comenzar con el descacharrado.

Además, los ministerios santafesinos involucrados en la lucha contra el mal ya pautaron mecanismos de vigilancia y de producción de información.

El temor es que los casos superen los notificados el verano pasado: 1.300 infectados en todo el territorio santafesino. En Rosario, entre enero y mayo, fueron confirmados por laboratorio 107 procesos de dengue (82 autóctonos y 25 importados).

Comentá la nota