Nación retrasa fondos y complica a intendentes

Se acentúa el conflicto entre piqueteros e intendentes. En la jornada de este jueves un grupo de cooperativistas y militantes tomaron el Concejo Deliberante de Quilmes, luego de que se le retrasaran dos meses de salarios.
La bronca de los manifestantes produjo que el propio intendente Francisco "Barba" Gutiérrez ponga "paños fríos" a la situación tras la intervención de los cooperativistas en el Palacio Municipal.

El jefe comunal prometió que el próximo martes, los trabajadores cobrarán los sueldos adeudados y justificó la tardanza por problemas administrativos. Explicó inconvenientes en el giro de fondos del Ministerio de Economía nacional, y habló de hasta un fideicomiso del Banco Nación.

Por su parte, el titular del HCD de Quilmes, Gustavo Filareti, sostuvo que "vamos a hacer todo lo posible porque esta gente cobre, después vendrán los planteos políticos".

Los cooperativistas advirtieron que endurecerán las medidas de fuerza en caso de no realizarse los cobros en la fecha prometida por el intendente.

De esta manera, los jefes comunales del Conurbano comenzaron a sentir las "presiones" de las organizaciones sociales para que se regularice la situación.

Hace poco tiempo atrás, en Mar del Plata, un grupo de piqueteros también tomaron el Concejo Deliberante como forma de protesta por no estar integrados al programa que lanzó el Gobierno nacional.

Es que los intendentes deben afrontar dos problemas complejos en sus distritos: Por un lado, incorporar a personal en las cooperativas con cupos limitados, y por otro, el retraso de los fondos para pagar los sueldos de los trabajadores cooperativistas.

Muchos ya cruzaron llamadas telefónicas con funcionarios nacionales para agilizar los trámites. Mientras tanto, las organizaciones piqueteras no kirchneristas amenazan con movilizarse en los distritos en caso de que no se respete la incorporación de mayor personal.

Comentá la nota