La Nación reforzó el control por las emanaciones de Botnia.

En medio de la ardua polémica sobre el carácter contaminante de la pastera Botnia, negado hace pocos días por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el tema volvió ayer a ser noticia a raíz de los fuertes olores que inundaron Gualeguaychú proveniente de la planta de la empresa finlandesa.
Según informó la secretaria de la Asamblea gualeguaychuense, Susana Padín, desde las 10.30 comenzaron a sentirse olores nauseabundos que además producían ardor en la garganta, nariz y ojos de quienes quedaban expuestos a esa situación.

Casi inmediatamente comenzaron a registrarse denuncias ante la Oficina de Vigilancia Ambiental, especialmente por parte de bañistas que se encontraban en el balneario El Ñandubaysal y en la zona de Pueblo Belgrano, donde el fenómeno se registró con especial intensidad.

Pocos minutos después de conocerse los primeros casos, el intendente local Juan José Bahíllo (PJ) reconoció que los olores resultaban “fuertes e innegables” ya que se los podía percibir incluso estando dentro de las viviendas.

El jefe comunal instó además a los vecinos a realizar la denuncia pertinente en la oficina del puerto, ayer, y también hoy. Desde el municipio, en tanto, se recomendó que ante síntomas de náuseas, mareos, irritación de las vías respiratorias, irritación dérmica y cualquier otro síntoma de malestar, los afectados deberán concurrir de inmediato a la guardia del Hospital Centenario.

Explicación oficial

Posteriormente, cerca de las 17, los medios de comunicación de Gualeguaychú recibieron un parte de la empresa Botnia reconociendo que el fuerte olor que se sintió en Gualeguaychú fue producto de la emisión de gases debido a las tareas de mantenimiento en una de las bombas de condensado de su planta en Fray Bentos.

“En la mañana de hoy se realizaron tareas de mantenimiento en una de las bombas de condensado de la planta de Fray Bentos. El reinicio del funcionamiento, ocasionó que entre las 10.10 y las 10.47 se emitiesen gases olorosos. Informamos, para tranquilidad de la comunidad, que dichos gases no afectan la salud de las personas ni al medioambiente”, se indicó en el comunicado rubricado por la gerenta de Comunicaciones, Florencia Herrera.

Por su parte, desde el gobierno provincial se informó que ante la aparición de los olores el gobernador Sergio Urribarri “se comunicó de inmediato con el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Homero Bibiloni, con el fin de interiorizarlo de lo sucedido esta mañana y coordinar un monitoreo en la zona”.

En este marco, el mandatario instruyó al secretario de Medio Ambiente de Entre Ríos, Fernando Raffo, para que “viaje a esta ciudad y se ponga en contacto con los equipos técnicos del municipio y la Nación de modo de coordinar tareas de prevención”, se indicó.

“Rápidamente tomamos esta decisión que responde a un criterio de prevención que desaliente cualquier actitud alarmista y/o demagógica. Queremos trabajar con elementos ciertos y objetivos y lograr que, en adelante, las opiniones relacionadas con estos fenómenos estén sustentadas en análisis rigurosos y en base al consejo de expertos”, sostuvo el mandatario entrerriano.

Al mismo tiempo Urribarri afirmó: “Mi gobierno apoya la lucha contra la contaminación. Y desearía poder liderar los temas de protección ambiental. Por eso, nuestra gestión ha multiplicado por 20 el presupuesto del área que, ahora sí, está preparada para trabajar en cooperación con ambientalistas y vecinos”.

La Nación

En tanto, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación informó también ayer que enviará a Gualeguaychú “personal especializado de Control y Fiscalización para que, junto a las autoridades locales y provinciales, evalúen el estado de situación que se vive en la región como consecuencia de la presencia de olores que provendrían de la pastera Botnia”.

En ese sentido, Bibiloni dijo que había informado a la Provincia y al municipio sobre las tareas a realizar en el marco del Plan de Vigilancia Ambiental del Río Uruguay, que desarrolla esa cartera con la participación de universidades nacionales.

También señaló que esos trabajos referidos al monitoreo de la calidad ambiental de la zona “aún no han concluiído”.

Anoche, en tanto, se realizaba una manifestación desde los obeliscos del puerto hacia el centro de la ciudad.

Más del INTI

Por otra parte, ayer se conoció una ampliación del informe del INTI referida a los valores de dioxina en sedimentos del río, que indica que existen mayores concentraciones de dioxinas y furanos en los sedimentos de las áreas identificadas como Ñandubaysal y Kiolómetro 81 (aguas abajo de la pastera), respecto de los valores hallados en la zona de Concepción del Uruguay (aguas arriba de la pastera).

Sin embargo, las primeras conclusiones del INTI refieren que igualmente “la concentración está muy por debajo del límite admisible”, pese a lo cual se señaló que estos valores “deben ser cuidadosamente evaluados a lo largo del tiempo”.

La polémica

El 26 de diciembre Urribarri dijo que no había elementos que comprobaran la contaminación de la papelera finlandesa. Desde ese día se instaló una fuerte polémica al respecto –pese a que el gobernador dijo que no dudaba acerca de que existía una contaminación acumulativa e irreversible– que tuvo su pico cuando terció el INTI, señalando que no hay datos que corroboren los efectos de las emanaciones gaseosas y vertido de líquidos por parte de la papelera. Sin embargo ayer el área específica, a cargo de Bibiloni, marcó distancia de esa postura.

Cristina ya está enterada

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo ayer una reunión con el jefe de gabinete, Sergio Massa, quien le informó acerca de las denuncias de los pobladores de Gualeguaychú.

Massa ordenó a Bibiloni, que envíe “en forma inmediata un equipo de especialistas para realizar controles de emanaciones”, informaron a Télam fuentes oficiales.

El jefe de Gabinete expresó que las políticas llevadas adelante “explican la preocupación del Gobierno nacional para con la salud de los pobladores entrerrianos”, y ratificó la posición de rechazo a los cortes de rutas en la zona.

Comentá la nota