La Nación refinanciará las deudas provinciales en el 2009

Informes privados con datos oficiales demostraron el aumento de las cuentas en rojo de las arcas públicas. Crean un fondo especial para asistir a los distintos distritos
Posadas. El Gobierno Nacional decretó la reglamentación de un fideicomiso que se usará, el presente año, para refinanciar las deudas de las provincias que necesitan asistencia para hacer frente a los vencimientos de deudas que se produzcan en los próximos doce meses.

El Poder Ejecutivo publicó el lunes de esta semana en el Boletín Oficial el decreto de la Presidente, Cristina Fernández de Kirchner, por el cual se instruye al Estado Nacional a hacer uso de los recursos de un fondo especial para atender la situación de las provincias que necesitan refinanciar sus pasivos para este año.

Se trata del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, dependiente de la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía de la Nación y que incluye a Misiones entre sus beneficiarios.

“A diferencia de otros años, tanto la Nación como las provincias contarán con muchas preocupaciones financieras y las cajas serán botines preciados que nadie querrá ceder. Ya hay varias provincias que presentan déficit para el año que viene, otro grupo tendrá mucha urgencia para refinanciar sus deudas y también están las que tratarán de quedarse con una ayuda discrecional”, destacó en un análisis reciente el economista Guillermo Giussi.

“La urgencia se debe fundamentalmente a la desaceleración de la economía provocada en parte por la crisis financiera internacional, que impactará en la recaudación nacional. Con menos recursos hay que gastar más”, agregó.

El dato relevante aparece en el ámbito político, ya que este es un año con elecciones para designar representantes legislativos nacionales.

Algunos expertos ponen el acento de análisis en las dependencias creadas a las provincias por el manejo discrecional de los fondos nacionales (ver aparte).

Los recursos

De acuerdo a un informe titulado Situación Fiscal y Financiera de las Provincias al cierre del 2008, Perspectivas 2009 publicado ayer en El Territorio, “teniendo en cuenta que las provincias cerrarían el año con un déficit financiero, luego del pago de intereses, cercano a 3.039 millones de pesos y, con amortizaciones de la deuda pública estimadas en 9.000 millones de la moneda nacional, las necesidades de financiamiento superarían los 12.000 millones de pesos”.

El equipo de economistas, agrupado en la consultora Economía & Regiones, y encabezado por el investigador Rogelio Frigerio, concluyó en el citado escrito que “gran parte de estas necesidades han sido financiadas mediante el Programa de Asistencia Financiera (PAF) a cargo del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (del Gobierno Nacional), al cual han adherido once jurisdicciones por cerca de 5.900 millones de pesos”.

“El resto de las necesidades financieras, serán cubiertas con otras fuentes de financiamiento, tales como desembolsos monetarios de diversos organismos internacionales, y en algunos casos, con la postergación de pagos a los proveedores y a los contratistas, con la consecuente generación de deuda flotante”, agregan los analistas de Economía & Regiones.

En 2008, “la deuda provincial continuó creciendo y prácticamente triplicaría la del 2001, hasta llegar a 93.168 millones de pesos”, según el informe de la consultora porteña.

El dato

33.132

millones de pesos recaudaron las provincias en concepto de Ingresos Brutos durante el 2008.

La constante debilidad de las instituciones provinciales

De acuerdo al reconocido constitucionalista argentino Daniel Sabsay, “a 25 años de iniciada la transición a la democracia no se ha hablado de las instituciones provinciales. Consideramos que se trata de una mirada esencial para conocer la situación de la República, ya que en definitiva ella es la sumatoria de lo que ocurre en cada uno de los niveles de gobierno, nacional, provincial y municipal, en tanto desde estas esferas proviene la mayor parte de los funcionarios nacionales, comenzando por el Presidente, quienes trasladarán la cultura y los valores que imprimirán el funcionamiento de las instituciones nacionales”.

El estudioso argentino agrega en una columna de opinión que “es de destacar que la mayoría de las provincias presentan una enorme debilidad institucional, caracterizada por rasgos cuasi-feudales, entre los que predomina una fuerte personalización del poder que afecta seriamente la independencia del Poder Legislativo y del Poder Judicial, favoreciendo así el hegemonismo en el interior del Ejecutivo, que asimismo importa una seria merma en el goce de los derechos de los gobernados”.

Por esos motivos, “las provincias dependen cada vez más de las esferas nacionales, en especial en lo referido al financiamiento de las cuentas públicas”, finaliza el especialista de la Carta Magna nacional.

Comentá la nota