Nación y Provincia invertirán $204 millones en asistencia alimentaria

Una unidad especial de emergencia tendrá a su cargo la optimización de los recursos que tanto el gobierno nacional como la provincia del Chaco destinan al área de la salud alimentaria. "El objetivo es dar respuestas concretas en especial a los casos urgentes", aseguró el gobernador Jorge Capitanich, en una reunión de gabinete enfocada en la situación social de la provincia, al tiempo que reconoció que "no se han obtenido resultados adecuados a la magnitud de la inversión y el esfuerzo realizado".
La unidad contará con la participación interministerial de las áreas de Salud, Educación, Economía y Desarrollo Social, con el objetivo de auditar los distintos beneficios para optimizar la inversión pero fundamentalmente, los resultados de la aplicación de los distintos programas.

Así fue decidido en el marco de una reunión de gabinete convocada por el gobernador en horas de la mañana de hoy durante la cual se analizó la situación de los distintos programas de aplicación orientados a la protección alimentaria de niños y familias en situación de riesgo.

Al cabo de dicha reunión, se pudo establecer que la inversión realizada y a realizar por el estado provincial con la cooperación de la Nación alcanzará durante el ejercicio 2009 aproximadamente 204 millones de pesos en asistencia alimentaria divididas en distintos programas:

• Tarjetas alimentarias: las que fueron entregadas en un total de 74.000 a un valor de 60 pesos cada una, para la compra de mercaderías mediante un acuerdo de precios con 200 comercios en toda la provincia.

• Transferencia a municipios en el marco del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria por cuatro millones de pesos mensuales.

• Módulos alimentarios específicos para niños de bajo peso, desnutridos y discapacidad.

• Comedores escolares con un monto anual de 63 millones de pesos para 205.000 beneficiarios que incluye a 1.605 escuelas en toda la provincia. Esa cantidad de escuelas representa más del 80 por ciento de las instituciones educativas con comedores escolares.

• Raciones alimentarias por 12 millones de pesos en el año para la atención de hogares de internación (ancianos, casas del sol, entre otros).

"Ha sido hasta el momento, y lo es constantemente, una enorme inversión no solo en término de fondos sino también en la disposición de recursos humanos, pero la realidad es que la magnitud de los recursos asignados no he permitido la obtención de resultados adecuados", reconoció el gobernador.

SEGUIMIENTO PUNTUAL DE EMERGENCIAS

En virtud de las distintas evaluaciones realizadas, el gobernador de la Provincia propuso la organización de una Unidad Especial de Emergencia para la atención de la situación alimentaria de niños y familias en riesgo.

En el análisis de los distintos beneficios sociales que el gobierno aporta, se planteó la necesidad de establecer nuevas estrategias de intervención dado que determinadas características de algunos beneficios no aportan soluciones definitivas para casos especiales. Un caso puntual analizado fue la situación de beneficiarios de tarjetas alimentarias cuyo monto específico del beneficio, $ 60; no conforma a los beneficiarios ni conllevan soluciones puntuales al gobierno ni a las familias que se asisten. Una estrategia en tal sentido podría surgir de la correlación de necesidades puntuales de determinadas familias con módulos de la misma tarjeta que contengan montos acorde a dichas necesidades. Una familia con cinco hijos debería contar con módulos más elevados en término de dinero en la misma tarjeta alimentaria que otros beneficiarios solteros o con menos número de hijos.

DESNUTRICION Y MORTALIDAD INFANTIL

Paralelo al trabajo de optimización de los recursos, la Unidad Especial tendrá a su cargo el seguimiento de los casos vinculados a emergencias por lo que estará estrechamente vinculado a la vigilancia de casos de desnutrición y su correlato en la mortalidad infantil.

En el análisis realizado en la reunión de gabinete se determinó en relación con la mortalidad infantil que la tasa de 17,3 por mil (provisoria 2008) es la más baja de la historia. Sin embargo, la meta del gobierno es llegar al año 2011 con una tasa de 13,5 por mil. "Las estimaciones indican que con el esfuerzo de inversión y seguimiento de las enfermedades adquiridas y genéticas será posible lograr estas metas", consideró el gobernador.

Por otra parte, Capitanich explicó que "la provincia está equipando el laboratorio sitogenético para identificar la conformación de los cromosomas en los niños a los efectos de identificar malformaciones genéticas. Paralelamente, la universalización de los programas de vacunación y alimentación permitirán lograr un impacto orientado al cumplimiento de estas metas".

La Unidad Especial permitirá el seguimiento de la situación alimentaria de niños de 0 a 5 años, y abordar soluciones rápidas en casos de desnutrición en las categorías D1, D2 y D3 a través de un programa específico para el cual van a ser invitados a participar organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales en el marco de un compromiso solidario de todos los chaqueños, con el objetivo de que dichas instituciones aporten a la organización, acciones específicas y fundamentalmente en la auditoria de los mismos.

"Nuestra idea es lograr un modelo solidario donde cada ciudadano voluntariamente pueda verificar la evolución de un niño identificado con problemas de nutrición y ejercer un sistema de seguimiento y monitoreo sistemático", estimó el primer mandatario.

En cuanto a la desnutrición, las metas del gobierno de la provincia, a través de los distintos programas que se aplican en la actualidad más la influencia del trabajo de la Unidad Especial de Emergencia, es llegar al 2011 con cifras cercanas al 1 % de incidencia, logrando la universalización del modelo con políticas claras y coordinadas por las diferentes áreas.

Comentá la nota